coches y guitarras


Me invitas a tu torre de Babel y yo me siento afortunada en todos los idiomas. Los papelillos de colores de la tienda de coches usados, permanecen quietos y helados de frío, mientras tú y yo hablamos algo en la oscuridad. Y son conversaciones importantes las nuestras. Yo veo ésto y aquello desde el coche y una carretera y los cimientos de una casa. Y es un paisaje agradable, de noche agradable, porque descubro que me acaricias el pelo y me gusta. Es valioso porque lo descubro.
---
Salgo de casa y estreno una chaqueta nueva de color azul. Voy a buscar a Giulia porque me gusta ir a buscarla y que me diga lo costipada que está cuando entra en el coche. Giulia me pregunta.

- ¿De qué color es esto? -señalando mi camisa de rayas-
- Negro y rojo.
- ¿Y esto? -señalando mis pantalones-
- Negro.
- ¿Y esto? -señalando mi chaqueta nueva-
- Azul.
- ¿Y esto? -señalando mis zapatos-
- Marrón.
- ¿Y esto? - señalando las patillas de mis gafas-
- Rosa chicle.
- ¿Entonces?

De acuerdo, prometo que intentaré conjuntar mi ropa, pero es que parece que así es más divertido.

----


[Ver vídeo The Kills]


Para química la de Alisson Mosshart "W" y Jamie Hince "Hotel", que es igual a The Kills, una banda de mucho ruído y guitarras potentes. En la entrada del concierto no ponía The Kills, estaba escrito Sleater Kinney, ya que en realidad tenían que venir ellas a tocar, pero lo anularon porque Carrie, que es la guitarrista molona y con estilo, está enferma, (o lo que ellas quieran decir) y por eso en la entrada ponía Sleater Kinney pero en realidad tocaban The Kills. El Sr. Hotel también es un guitarra muy molón y con estilo, que mueve los pies al ritmo y hace posturitas. Alisson Mosshart canta fumando y también toca la guitarra en algunas canciones, también con estilo. Me gustaron mucho, sonaban muy bien. Entre tanto rollo punk, la Sra. Alisson le lanzó un beso al Sr. Hotel desde detrás del bafle derecho. Algunos pocos lo vimos.

por fín esto parece un diario

Al final no he comprado zapatos, no he visto ningunos que me gusten muchísimo.
Esta mañana había un hombre joven en el metro con una maleta gigante, parecía aburrido. Una maleta más grande que él mismo. La arrastraba por el andén y a su paso, iba dejando un surco limpio y brillante en el que podías verte reflejada. La maleta gigante era una pulidora de suelos y estaba dejando la estación de *Mundet como el palacio de Sissí Eperatriz. Qué ganas de bailar, cuánta emoción. Si todos hubiésemos levantado el culo de nuestro asiento y nos hubiéramos puesto a bailar un vals en aquel andén de palacio, el pulidor esbozaría una sonrisa, orgulloso de su trabajo, y nosotros, todos nosotros, no seríamos más felices pero sí más despreocupados. Hoy hemos desperdiciado una oportunidad. No sé con que frecuencia pulen el suelo en el metro de Barcelona.
Giulia me ha dicho que ella soluciona los problemas haciendo tablas excel. Así que le he enviado una tabla excel con una lista de pequeños desastres, y ella me la ha devuelto con posibles soluciones. Además ha añadido colores para agrupar los problemas por temática y tres columnas más que yo he tenido que rellenar, una con "Orden importancia para hoy", otra con "Necesito para solucionar" y otra con "Prioridades". Ahora tengo que estudiarlo.
* No estoy segura de si era en Mundet o en otra.

homenaje

A la perra




Powered by Castpost

Subo las escaleras de la facultad y reconozco el sonido de un piano y una voz desafinada. Al lado, veinte xilófonos como una tormenta metálica y brillante, envuelven 40 flautas estridentes y con mala baba. Treinta baquetas taratá ta tá, una canción popular para niños, palmadas y puertas que se abren y se cierran.

Me siento en un banco del pasillo y saco mis polirítmias, ya llevo una hora estudiando. He comido raviolis con tomate, mero con ensalada y un yogur de limón. Mi preferido.

Llega tarde a clase, Miranda. Se sienta a mi lado, está triste como las cosas tristes. Me cuenta que se le ha muerto la perra. Después de tres noches agonizando por un tumor en la vejiga, ha decidido llevarla al veterinario para que la sacrifiquen. Se la han devuelto muerta en una bolsa de basura. La han ido a enterrar a la finca de la família. Está prohíbido, pero las tierras son suyas. Antes de meterla en el agujero la han sacado de la bolsa y la han envuelto en una toalla. "Estaba así, quieta".

Miranda entra en clase de danza y yo sigo estudiando para mi examen de lenguaje musical. Lo tengo a las 17:30.

Aparece una mujer. Lleva un abrigo oscuro y una bolsa de plástico blanca sin letras y un pañuelo rojo anudado al cuello. Mira el tablón de corcho y busca algo. Se gira, me mira, me pregunta:

- ¿Perdona, tú eres de música?
- Sí...
- ¿Sabes como se llama la profesora de formación rítmica y danza?
- Sí... bueno no, pero está ahí adentro -Hago un gesto con la cabeza y le señalo la clase-
- No... pero esa no es...
- ¿No es esa? -pregunto extrañada-
- No, es una rubita y delgada. ¿No sabes quién es? Por cierto, ¿Qué haces?
- Estudio para un examen de lenguaje musical.
- ¿Quieres que te ayude en algo? Soy profesora de música, ¿tienes dudas?
- Uf... tengo muchas dudas, pero ahora me estaba mirando las poliritmias.

La mujer se ha acercado, tenía la piel fina y limpia, los ojos verdes. Algas, oceáno. No sé qué edad, joven. Se ha sentado a mi lado y ha empezado a marcar el compás.

- Ui no no, vas muy rápida, empieza otra vez, fíjate... así.

La mujer desconocida con una bolsa plástico blanca sin letras, un pañuelo rojo anudado al cuello, la piel fina y limpia y los ojos alga, me ha hecho repetir una y otra vez la línea 168, hasta que por fín, me ha salido.

- El truco está en que lo hagas despacio, es que vas muy rápida y te inventas cosas.
Hemos estado repitiendo una y otra vez la línea, y justo ha sido, de entre las cinco posibles, la que me ha salido en el examen.

A las 17:30 me ha venido a buscar la profesora, me ha dado el examen para que me lo fuera mirando 10 minutos antes de la prueba. La desconocida me ha deseado suerte y se ha ido.

Al final, he suspendido, no he hecho bien los ritmos y he desafinado leyendo la partitura de una canción que decía algo de un cielo azul y un niño. Solo he aprobado la parte de poliritmias, la que me ha estado enseñando aquella aparecida.

- A tú amiga se la ve muy enrollada, te ha estado ayudando eh -me ha dicho una compañera de clase cuando he salido del examen-
- No que va, si no es mi amiga. No la conozco de nada.

Como el año pasado, he vuelto a suspender. Hasta junio no puedo volver a examinarme. Me he metido en el coche y me he puesto a llorar.
La calle estaba mojada, no sé en qué momento del día ha llovido.
Unos nudillos han golpeado la vetanilla del coche, he levantado la vista y he visto a la mujer de la bolsa blanca. Le he dado una vuelta a la llave de contacto y he bajado el vidrio.

- ¿oye, cómo te ha ido? ¿Qué te ha pasado?
- Nada... muy mal.
Me he puesto a reir para disimular y le he dicho que solo había aprobado la parte que ella me había enseñado.

- No te preocupes, mira...

La mujer ha sacado una libreta de la bolsa de plástico blanca y ha arrancado una hoja. Me ha apuntado su teléfono.

- Me llamo Ángela.

Me he quedado mirando mientras se alejaba por el paseo. Entonces, justo he recordado que la profesora rubita y delgada se llama Olga y fue la que me suspendió el año pasado, pero Ángela ya estaba muy lejos para decírselo.

Giulia está de viaje, así que hoy me quedo sin mimitos.


quintos párrafos

Sigo a Nuria, de la bitácora El perfecto Cuadrante, y participo en el jueguito del libro. Consiste en escribir en nuestro blog el quinto párrafo de la página 83 del libro que estemos leyendo actualmente. Así se crea una cadena de quintos párrafos de libros, que quién sabe, podrían formar un libro de quintos párrafos.

El libro se titula "Gramática de la Fantasia - Introducción al arte de inventar historias" del italiano Gianni Rodari, inventor de historias para niños.

Algo sobre su biografía {
Cuenta Rodari en el prólogo que

"Durante el invierno de 1937-38, recomendado por una maestra, esposa de un guardián municipal, fui contratado para enseñar italiano, en sus casas, a los hijos de algunos judíos alemanes que creían -lo creyeron por pocos meses- haber encontrado en Italia refugio contra las persecuciones raciales. Vivía con ellos en una chacra sobre las colinas que bordean el Lago Maggiore. Trabajaba con los niños desde las siete hasta las diez de la mañana. El resto del día lo pasaba en los bosques, paseando y leyendo a Dostoievski."

Y un día de esos, paseando por los bosques, leyó una frase de los "Fragmentos" de Novalis que decía:

"Si tuviésemos una Fantástica, como hay una Lógica, se habría descubierto el
arte de Inventar".

Sobre Gramática de la Fantasía {
De ahí surgió la idea de "Gramática de la Fantasía", donde recopila una serie de "técnicas" y ejercicios que pueden servir para inventar historias y cuentos en clase para y con los niños.

En definitiva, un libro para los que creen en la necesidad de que la imaginación ocupe un lugar en la educación.

El texto del quinto párrafo de la página 83, habla sobre el imaginador Leonardo Da Vinci. Rodari explica como Leonardo descomponía sus máquinas en elementos para estudiar por separado sus diferentes funciones. Y el texto dice así:

(...) Con estudios de este tipo, Leonardo, lograba incluso divertirse. Recientemente ha sido descubierto su dibujo de una invención burlesca: un "amortiguador para frenar la caída de un hombre desde lo alto". Se ve al hombre caer, no se sabe dónde, frenando por un sistema de cuñas ligadas entre sí y, en el momento final de la caída, por una bala de lana cuya resistencia al golpe se mide y controla por una última cuña. Es muy probable, por tanto, que deba atribuirse a Leonardo también la invención de las máquinas inútiles, construídas por juego, para realizar una fantasía, diseñadas con una sonrisa, momentáneamente opuestas y rebeldes respecto de la norma utilitarista del progreso técnico-científico.

Links de interés:

Web de Gianni Rodari

El libro tiene algunos ejercicios muy curiosos, vale la pena darle un vistazo si os interesa el tema.

AY! se me olvidaba, paso el juego a quién quiera, pero que avise en los comentarios si lo hace.

el mundo


No sé como no se dobló el mundo de ganas, giulia. Imaginar sexo es como pensar en los detalles de una historia antes de escribirla.
El deseo vive a un centímetro de los labios, imanta la piel, pone el corazón a la carrera. Sale por la boca, por eso es imposible mantenerla cerrada.

Estos días me estoy fijando en los gestos que hacemos cuando tocamos en clase. La cara que pone Eduard es la que más me gusta. Mueve los ojos a derecha y a izquierda, lentamente, mirando hacia bajo.

so-fá


Powered by Castpost
(Titi-ri y Lluvia)

Desde el sofá veo el cielo. Me siento y veo el cielo.
Sin levantar la vista,
se ve el cielo.

Te sientas y lo tienes en frente, por eso no hace falta poner la televisión, por eso no importa si no funciona la antena. Por eso no importa si la era digital, si la parabólica, si la analógica, porque desde el sofá de Giulia se ve el cielo.

En los días nublados, llueve antes. Porque en los áticos siempre llueves antes. No te hagas la tonta. Giulia llama a sus amigos del primer piso, del segundo, del tercero, del cuarto, del quinto, del sexto ...
Titi-ri Titi-ri Titi-ri
Titi-ri Titi-ri Titi-ri (suena el teléfono)

- Hola, buenos días, soy la del ático. Está lloviendo. Va a llover.

Y las llamadas telefónicas se encadenan por toda la ciudad, desde los áticos hasta los primeros, sin olvidar los entresuelos, "Está lloviendo, va a llover".

karaoke post

Hoy tengo pocas ganas de escribir pero tengo un micro en el ordenador que es peor. Hi hi hi, hi hi hi

Semilla Negra en exclusiva, versión inédita. (Un mano a mano entre L. Watling y P. Vaggio)



Powered by Castpost

Quizás debería estar haciendo deberes...