25/10/21

Covid free o por lo menos lo parece

Este sábado estuve en mi primer concierto de pie, sin sillas, sin mascarilla, y en una local cerrado, y enseñando el pasaporte Covid para entrar. Estando allí, encontrándome con gente conocida, y viviendo de nuevo una noche como las de antes de la pandemia, me di cuenta de que echaba de menos todas esas sensaciones. No era consciente.

L estaba como las cabras y muy divertida. Todo el mundo iba fatal y la verdad es que al final yo también acabé mirándome en el espejo del lavabo sintiendo la euforia de la noche. No sé explicarlo mejor.

Todo esto también me ha hecho recordar sensaciones pre-pandemia que quedaron estancadas en aquella zanja que, de repente, se abrió.  

Están pasando cosas. Cambios... pero tengo ángeles sobre berlín echándome una mano.

(no publico los comentarios,  pero los leo, gracias por vuestras reflexiones sobre lo que voy contando por aquí...).


20/10/21

medallas, supermercados...

Como he llegado de ensayar cuando ya había oscurecido, me ha parecido que era muy tarde.  Siempre vuelvo del ensayo con hambre.

En el supermercado me he acordado de mi abuela. Cuando tengo algo importante que hacer, me meto en el bolsillo una medalla que ella siempre llevaba. Por ejemplo, si tengo una reunión importante o en los conciertos. 

Mi perra ya se ha recuperado y tiene mucha energía. Se puso buena en verano. Ahora corre mucho y juega todo el tiempo.

No sé cómo será el futuro. El futuro es como pedacitos de presente que se van ordenando y desordenando. 

Mi prima pequeña ya se ha graduado en la universidad. 

18/10/21

Espiritualidad, canciones bonitas, capitalismo, ramos por las esquinas de Madrid y chicas de instagram



Esta canción me parece la más bonita de Diiv. Bonita quiere decir bonita. Esta canción activa todos mis neurotransmisores. Esta canción hace que me sienta como enamorada. Esta canción es sublime. La guitarra de la intro y de los puentes, tan cristalina. La fragilidad y fortaleza de Cole. 

Quería volver a Madrid antes de que acabara el año, pero me da miedo ponerme triste, porque es un cementerio de recuerdos. Ha quedado muy dramático. Tendría que ir dejando ramos de flores por todas las esquinas.

He descubierto que tengo ansiedad. La verdad es que no es algo nuevo. Sentirse así, como expuesta al peligro constantemente. Al peligro de no ser quien esperan que seas o al peligro de no ser quien tú esperas ser.  Pero es que te meten (y nos metemos) en la rueda. En una especie de corriente de la que es complicado mantenerse al margen. Excepto cuando declaran una pandemia y nos confinan mundialmente. Recuerdo perfectamente el alivio de pensar que todo estaba parado y podía, sencillamente, dejar pasar el tiempo. No era ideal, pero sí sirvió para darme cuenta de la presión. ¿Y si fuera capaz de autodeclararme en pandemia? Si fuera capaz de dejar pasar las oportunidades... ¿las oportunidades de qué? Todo esto tiene mucho sentido.

 Me gusta nadar en la piscina por esa sensación de espacio controlado y seguro y sin expectativas. Nadie espera nada de mí en la piscina, y eso es un alivio enorme. Los paseos con mi perra también son ese tipo de actividad sin riesgos.

La verdad es que todo esto es tan inteligente que raya la tontería.

Mi amiga S pasa por un momento muy espiritual pero capitalista. No se lo he dicho porque no quiero que se enfade. Está en un momento espiritual y también poco flexible.  La espiritualidad es capitalista, en estos momentos. Todos los retiros espirituales tienen el verbo "querer", "desear", "necesitar" en los párrafos que describen esas experiencias. La espiritualidad capitalista es la de alcanzar "cosas"... Hay un retiro espiritual especialmente creado para mujeres. Esto de especialmente creado para mujeres me ha horrorizado, pero mucho más cuando he visto a un grupo de mujeres con vestidos blancos, todas iguales, cogidas de la mano, en círculo. Me da repelús pensarlo. Vestidos. Blancos. Para mujeres. 

He contactado con una chica por instagram que me gusta. Bueno, no me gusta, cómo me va a gustar, si no la conozco. Voy a ser más específica. Me gustan sus fotos. Su cara en las fotos. Nada más. Me manda mensajes, stories, tonterías. Le he preguntado, "¿cuándo quedamos?" Me ha dicho, "cuando quieras".  Vive a 20 min en bici de mi casa. 





2/10/21

Fa un dia esplèndid

No he pogut dormir gaire, avui. M'he llevat d'hora igualment per anar a esmorzar al bar. Un bar normal. Sense cafès moderns ni pissarres en anglès ni la paraula "cortado" en cursiva. Ni plantes modernes. (Hi ha plantes modernes.) I un home calb que porta el bar i que és una mica esquerp. Com si estigués cansat, però a la vegada amb molta força. És una combinació estranya.

Aquest últim mes m'he enamorat de la Maeve de Sex Education. I de la Tess de L-Word Generation Q. I d'una noia que anava en bici, que vaig veure passar pel carrer un divendres. Vaig imaginar que venia a casa a sopar.  

Vaig tenir sexe. Després d'un any i mig d'abstinència. En primer lloc, només la coneixia d'unes hores. En segon lloc, era una noia introvertida i jo no vaig saber comunicar-me bé. En tercer lloc, crec que sóc demisexualTot i aixílo de l'any i mig d'abstinència no és del tot veritat. He tingut sexe amb mi mateixa. I també vaig tenir sexe telefònic i sexting. He de dir que m'encanta el sexe telefònic i per missatges. Em sembla molt eròtic. Vaig tenir moltes fantasies de fer-ho de manera física, sense cables, amb aquella persona. Diria, inclús, que potser em vaig enamoriscar. Ho definiria com que alguna cosa em feia sentir millor. Però va desaparèixer. Va deixar de contestar els meus missatges. Va deixar de comunicar-se amb mi. Vaig pensar que li havia passat alguna cosa. Una amiga em va dir que m'havia fet ghosting. Li vaig dir que era impossible, que més o menys coneixia a aquesta persona des de feia molts anys. He pensat que potser va conèixer a algú i no m'ho va voler dir. He pensat que jo no li agradava prou. He pensat que potser té una malaltia. He pensat en mil coses.

La veritat és que no tinc gaire sort. Però no em vull fer la víctima perquè no és gens sexi. I mai em dieu... ho sento. Bé, sí, va haver-hi una persona que després d'un any em va escriure per dir-me que ho sentia. Li vaig donar les gràcies. 

Jo no tinc problemes per dir "ho sento" quan sé que (potser) li he fet mal a algú. Però de vegades ho dic quan no toca.

He plorat una mica aquest matí. M'he trobat a la X. I sempre li vull dir que estimava molt a la seva amiga, però és que no toca dir-li. Probablement, ja ho sap. 

El meu veí té nòvia. Sis mesos després de tallar amb l'altra, amb la que portava 12 anys, va començar a sortir amb aquesta altra. Els tios heteros, en general (en general), al cap de pocs mesos d'estar sols, s'enganxen a una altra persona, ja sigui de manera contínua o esporàdica. 

Les persones que porten el coll tatuat em fa la sensació que s'ofeguen.

Lo del volcà de la Palma és terrible i espectacular al mateix temps. Em sap greu per la gent que de l’illa. Què deu pensar ella del volcà?





Intuición

Ha sido una semana muy estresante. Entre la música y el trabajo y las decisiones. He cambiado de opinión respecto a algo. Tuve una corazonada en el último momento. Hice caso a la intuición... aunque esté en extinción.

No tengo tiempo para tener citas de tinder ni para mantener la atención. El pasado ha vuelto en sueños y también en fotos que aparecen en el ordenador buscando otras cosas. Las semanas pasan muy rápido. Estoy un poco en bucle. 

He borrado algún párrafo de esta entrada. 

25/9/21

Ja s’ha acabat l’estiu

No recordo què vaig escriure l'últim dia. L'estiu ja s'ha acabat. Estic mantenint la rutina de natació. La piscina és el meu refugi, el lloc on no arriba l'estrès ni les preocupacions. Fa dos anys, estàvem a les festes de la mercè i em va preguntar si ja érem nòvies. Ja no es veu el Tibidabo, l'edifici ho ha tapat tot, també la Sagrada Família. Ara estan posant els vidres de les finestres. Quan estigui acabat, el sol es reflectirà en els vidres, i crec que serà bonic de veure. No tant com el Tibidabo. Sempre que m'asseia aquí i veia les llums del parc pensava que un dia hi aniria i miraria cap a casa meva des d'allà, o sigui, a l'inrevés. No trobo ningú que m'agradi molt (de moment). Trobo dones que m'agraden una mica, però no molt. Vaig passar un matí i una nit amb una persona-viatge. Són persones que et transporten a un altre lloc per un dia, com si estiguessis fent un recorregut en tren i baixessis a una parada i passessis un dia sencer visitant aquell lloc nou. Els carrers eren bonics, el matí, el sol, la tarda, la cervesa, la nit, el balconet, la casa, el llit, el cos, la cara, la conversa, els ulls... però l'endemà, vaig tornar cap al tren. La psicòloga sempre em diu que soc molt intel•ligent. Al final, m'ho he cregut. Els meus problemes són per ser massa intel•ligent, com quan t'avorreixes a classe. Estic una mica asocial, però he d'atendre compromisos. La "mànager" diu que hem de publicar més fotos o tonteries a instagram. Jo el que vull és tocar i ja està, tan complicat és? Estic cansada. Hi ha alguna cosa senzilla?