Sin presiones

Hoy ha sido un día magnífico para mí, de lluvia, tranquilidad, lentitud. He disfrutado muchísimo. Las gotas de agua calaban en la tierra de las macetas y mojaban el suelo y la barandilla. Me he sentido en total sintonía con lo que ocurría fuera. No he tenido que disfrutar del sol a propósito. Ha sido un  día sin tener que  pelearme conmigo por estar así o asá. Qué alivio.

Cuando miro el reloj

Cada día estoy más cerca de toparme conmigo y reconocerme, eso es lo que pienso cuando miro el reloj. Sueño con ello como quien sueña con cualquier país ya no lejano (ya no quedan). Tengo ganas de verme. Necesito sentirme cerca.

Otra aventura excitante

He tenido una mañana complicada, con muchos síntomas de depresión. La perri ha cumplido siete meses y creo que ya empieza a comprender las tribulaciones humanas porque ha estado todo el tiempo lamiéndome mientras me sentía como un caparazón vacío. También ha arrastrado la mochila y la ha puesto frente a la puerta. Le he dicho "no... hoy no hay bici, hoy estoy KO". Pero por una oreja le entra y por la otra le sale. Luego ha cogido mis Martens y los ha ido empujando, con muchísima dificultad (uno lo ha dejado a medio camino) hasta la puerta. Su duro trabajo ha sido en vano porque he salido con chanclas, pero la intención era más que buena. Luego ha empezado a morderme el pelo y las orejas. Me he cabreado pero eso me ha activado. Me he vestido un poco a regañadientes. Hemos ido a la playa. La perri se lo ha pasado bomba corriendo por la orilla, jugando con las pechinas, espantando palomas, cogiendo algas... verla disfrutar me riega por dentro. Ha sido una buena compañera durante todo el día. La tarde ha ido mejor. He tratado de hacer mis ejercicios de meditación para la ansiedad (la perri se ha sobado, yo igual) y he ido a nadar media hora.

En la playa he estado comiendo frutos secos. Me van bien para los días en los que se me va el apetito. Los frutos secos dan energía y te van abriendo el estómago. En una tienda de pasta fresca me he comprado raviolis de calabaza y almendras y me los he comido a media tarde. Tengo que estructurar algo mejor mis horarios.

Riffs "positivos" de hoy: he salido en bici, he caminado por la playa, he comido, me he relajado sola (sin benzodiazepinas, benzos para los amigos), he ido al gimnasio (el lunes también fui).

Domani, otra aventura excitante.


gesto conmovedor



La primavera tal vez tenga problemas de dependencia emocional ya que, a pesar de mis críticas y rechazos sutiles y directos hacia su estación, cuando he levantado la persiana una flor estaba a punto de abrirse regalándome todo su esplendor y belleza. Se lo he agradecido porque me ha parecido un gesto conmovedor.

Me gustaría tener un carrito de café ambulante pero creo que no está permitido, todavía. Lo pondría en algún parque y me llevaría a la perri a trabajar. Hoy me he acordado de que hace un año estaba muy centrada en mis estudios y mi trabajo nuevo, y de que me sentía muy bien conmigo.

Me gustan mucho los openings de Please Like Me.