Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

Descarriada

Esta mañana el aire olía a mar. He tratado de diseccionarlo con mi olfato, porque olía a más cosas; olía  a polvo y a esas nubes que aparecen a primera hora, y que son una amalgama de bochorno, humedad y contaminación.
Me he descarriado un poco y he entrado en des-presión de fin de semana. Laura Ha me ha mandado a las 23:00 un mensaje con un vídeo de un tío cantando fatal No volveré de Kokoshka, en el karaoke del Apolo, y me ha puesto "tu ho hauries fet millor". Y tiene razón. De hecho, el plan era que yo cantara esa canción con ella, porque es una de nuestras favoritas, pero como me he descarriado, me he quedado en casa en modo outsider, tocando la guitarra y viendo películas, y paseando a la perri con una lata de cerveza en la mano. Creo que la tristeza sirve para protegerme, y que si la veo como una aliada, podré aceptar por qué aparece y cuándo aparece. 
Pero no me he aburrido en absoluto, he terminado mi nueva canción y probablemente mañana podré mezclarla. No suelo ab…

Homenaje DeSoRdEnAdO

Todos los instrumentos de mi última canción están grabados, excepto la voz.
Es lunes y estoy agotada, este fin de semana no he descansado demasiado. El trabajo me absorbe y no me deja pensar en nada en exceso. Cuando empiezo a darle vueltas a algo, estoy demasiado cansada como para continuar en ello, así que mágicamente desaparece de mi cabeza. Es una bendición. Pero hay algo en mí latente, indefinido.
El sábado estuve en la inauguración de piso de Laura Ha. Le tengo mucho cariño y por eso la abrazo siempre mucho cuando la veo. Me he vuelto todavía más cariñosa y me encanta sentir la calidez de los demás. Laura Ha es la persona que más grupos conoce del mundo, o eso me parece a mí. La primera vez que hablé con ella fue en las fiestas de Poblenou, en el concierto de Mujeres. Y poco a poco la vida ha hecho que vayamos coincidiendo. Pasados unos meses y unos cuantos conciertos en el Begood, la considero ya una persona clave en mi vida actual. Me gusta que siempre esté en la calle, me gu…

Holy Wave

Estoy escuchando a Holy Wave. Estoy encantada con Holy Wave. Amo a Holy Wave y me enamoro de Holy Wave, y me revuelco por el suelo y grito de alegría con Holy Wave y me imagino que voy por una carretera muy larga en un autobús con las ventanillas bajadas y todo está lleno de polvo y Holy Wave... estoy buscando conciertos pero sólo tocan en USA y en fechas en las que no puedo ir.
Estoy tan feliz, que nada me parece un problema. Y de hecho, todo me parece nuevo, como si viviera en una ciudad distinta con la ventaja de que conservo a las personas a las que quiero cerca.

Anhelaba tanto sentirme así, que ahora lo quiero compartir con todo el mundo. Mi mala temporada ha quedado atrás. He aprendido muchas cosas de esta última crisis personal. Una de ellas ha sido a comprenderme. 
Y se han cumplido dos sueños: descubrir el trabajo que quería y encontrarlo. 



El orden

El lunes por la tarde vi unos solitarios 10 euros en la acera, mientras pasaba la gente alrededor, sin verlo, y el billete se iba balanceando. Lo cogí. Lo solté. Y lo volví a coger porque recordé que no llevaba suelto.
Por la noche, mientras estaba cenando, la perri empezó a sacar espuma por la boca y por la nariz. 
Se tumbó en el suelo y apenas se movía. 
No dejaba de quejarse mientras sacaba espuma. Aullidos diminutos.
Busqué en google veterinario 24 horas. Llamé a un taxi. La cogí en brazos. Salí corriendo a la calle. Me desesperé. Pregunté. No veía la clínica. Se le estaba poniendo la lengua azul. Detrás de aquellas palmeras, me dijo una señora. Me abrieron la puerta, se la llevaron. 
Me quedé sola esperando en una silla y pensé en que, en mi lista de prioridades, ella era la primera. En que la quería mucho. En que Croqueta era mi compañera. En que era muy pequeña. En que habíamos pasado juntas muchas cosas en diez meses, la perri y yo saliendo del mundo y volviendo a él.  En que era m…

Unilateral

Me siento feliz.  Haber encontrado un trabajo que me gusta me está dando mucho equilibrio. A eso le sumo el amor de la perri, mi reencuentro con la música y los buenos ratos que paso con mis amigas. Todo ello hace que me sienta muy bien. Creo que debería mantenerme así durante mucho tiempo y no probar nada que pueda descentrarme. No añadir nada más a mi vida, por el momento. Hoy hace (a ver, que lo cuento) 9 meses que no me acuesto con nadie. No he encontrado a una persona que me guste como para dejar que me toque, aunque esto suene muy radical, pero es que tal vez no debería encontrarla, porque si me tiene que dar problemas...
Ayer bajé al "hi j_ _ _ " (no pongo el nombre porque no quiere que se haga famoso) tarde, únicamente para estar con estas fuera de la barraca, después de los conciertos. Estrené un polo fred perry que me compré con mi primer sueldo y me sentía guapa. El ambiente de la barraca, como siempre, increíble. Espero que no se ponga de moda jamás y lo invadan…

Fragmentos del día

De mi nueva rutina me encantan los mediodías, porque me relajo a solas bajo la sombra de los árboles, en un jardín poco concurrido. Todo ello me hace sentir como si fuera una intelectual de principios de algún siglo, en éxtasis contemplativo. Hoy no recuerdo qué era lo que quería dejar atrás ayer. Supongo que no era urgente.

Diario

Poco a poco vuelvo a fluír de nuevo. Es como despertar después de un montón de meses durmiendo. Es como despertar en el momento ese en el que soñabas con despertarte cuando te metías triste en la cama y pensabas en avanzar el tiempo mientras te quedabas en modo autómata hasta que empezara lo bueno. Pero no funciona así. Siempre hay un recorrido. Una especie de prueba/error constante. Hasta que un día das con algo que te da un respiro. Ha sido la música. Y ya tienes un refugio al que volver y en el que las amenazas no te alcanzan constantemente.
Ya no recordaba que los lunes eran duros para los mortales. Pero prefiero esta hostilidad llevadera que aquella sensación de desencanto.
A veces siento que es el momento de dejar atrás muchas cosas de las que ya no sirven. No en plan carpetazo ni portazo con mala hostia. Es irse porque te apetece. Es curioso que todo ello coincida con haberme desprendido de mi lugar de referencia de la infancia. Algo así como dejar atrás, de una vez por todas,…

Mis últimas canciones

Estos días estoy acabando un tema nuevo, pero también he sacado tiempo para volver a mezclar mis tres últimas canciones; porque cuando pasan las semanas te das cuenta de los detalles que quieres destacar, por ejemplo. Y también he hecho algunos cambios en la página Bandcamp en la que están alojadas. Os invito a visitarla y de paso veréis el retrato que me hizo mi amiga Gemma. 

download

download

download

¡Gracias por escucharlas!