27/1/19

Guitarra azul piscina



No me he ido. Únicamente estoy siendo feliz. Y la vida, cuando se pone así, no se puede analizar demasiado porque pasa muy rápido como para ponerse a pensar en ella. Y no se repite.  A veces pienso en el laberinto  y en cómo encontré la salida gracias a una guitarra azul piscina. ¡Estoy aquí! Aquí, aquí, aquí... y no en otra parte. Es todo lo que se me ocurre.