27/1/18


Hoy han puesto todas las canciones que me recuerdan a ti. Está siendo un largo desamor. Mierda.

21/1/18

Cambiar



Escucho Seasons, de Future Islands, cuando llego al trabajo. Me gusta mucho que el cantante sea tan expresivo, tanto con su cuerpo como son su voz. Es arriesgado, valiente, genuino. 

Lo único que me gusta de despertarme a las tres de la mañana (a veces me despierto a esa hora, sin querer) es la excepcionalidad de la madrugada,  es un momento en el que puedes sentirlo todo sin interferencias, puedo cambiar las cosas antes de que el mundo vuelva a su rutina. Tengo esa sensación.

Todo está tranquilo. A veces siento que sigo de duelo o en la resaca del duelo, cuando todo está en calma. Los últimos quince meses han habido muchos cambios. El trabajo ha sido uno de ellos. Me gustaría volver a querer a alguien, pero a veces me da miedo por si no me aman bien. Aunque después de tantos meses sin relacionarme en la cama con nadie, empiezo a sentir que tal vez ya sea el momento de volver a disfrutar del sexo. Tengo que buscar a la persona apropiada.

Hoy, por primera vez, mi madre se ha referido al aborto que tuvo antes de tenerme a mí como a "mi hermano". Ha dicho "tu hermano". Y he comprendido el motivo por el que, de pequeña, siempre sentía que tenía un hermano en alguna parte. De hecho, cuando me miraba en el espejo trataba de saber como sería mi hermano. Mi hermano chico... e imaginaba cómo serían sus amigos. Imaginaba que mi hermano tendría un grupo y que tocaría la guitarra. Hice todo lo que mi hermano no hizo. Creo que siempre he sentido, inconscientemente, algo de tristeza por mi hermano no nacido.

Mi hermano... mi hermano chico. Probablemente, mi hermano hubiera evitado que en el cole se metieran conmigo los mayores. Le quiero mucho, aunque no exista. Creo que en algún amor he encontrado a mi hermano. XXX me recordaba a la idea que yo tenía de él. 

Tengo ganas de que la vida vuelva a ser luminosa. De que se cuele la luz entre las ramas de los árboles. Ahora también lo es, pero siento que todavía falta alguna pieza por encajar...

La perri está feliz.





10/1/18

Noche de insomnio

Este año me peino el flequillo hacia el otro lado. O no me hago flequillo.

Duermo mal y me da por pensar en la vida, que a veces me parece un acto agotador y lleno de imposiciones. No sé si le pasa a más personas. A veces mitigo mi dependencia de "algo más" apagando el mundo exterior. Me parece curiosa mi actitud. Algo así como "quieres más" pues "toma nada". Porque querer más conlleva sufrimiento. No sé si la táctica de la búsqueda activa de "algo más" funciona mejor. La mía funciona a medias. No conozco a nadie ejemplar. 

Lo que me apetece es que me den muchos besos. Es algo que hace que me sienta culpable. Como si estuviera mal configurada.

Vuelve a hacer frío y es húmedo. Siento como cala y atraviesa el abrigo por las mañanas, en la bici.

4/1/18

Uy, se me olvidaba el título

El dentista tenía en su consulta fotos antiguas de Poblenou, cuando las fábricas eran fábricas fábricas. Mientras me examinaba la muela que no me deja dormir, pensé que aquel señor de barba blanca y bata impoluta era la mejor persona del mundo.

El dolor de muela me ha despertado. También me ha despertado mi corazón salvaje. He estado leyendo. Me gusta tanto Frankie Addams que leo cada página dos veces y examino todas las palabras. Estoy leyendo una traducción en catalán. El catalán me parece una lengua para querer mucho a alguien. 

Me he estado acordando de los momentos que me gustaron con xxx. Hacía tiempo que no los repasaba. Creía que ya se me habían olvidado. A veces es como pensar en un parque de atracciones que ya no existe, como el de Montjuic. Xxx es como un recuerdo de infancia. Esto le encanta a R, que abre sus ojos de terapeuta como diciendo... "aquí hay tomate".

He estado escribiendo canciones en castellano y me salen cursis o punkis. Nos hemos quedado sin local. Hay que buscar otro. Tengo ganas de tocar.

Me sigue gustando mucho mi trabajo. 

El viento huracanado no deja de soplar. La luna está muy grande. Creo que está a punto de suceder algo extraordinario. (Me lo he sacado de la manga)