Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

David Bowie is

Ayer tuve la suerte de estar en el pase para la prensa de la exposición "David Bowie is", que se abre al público hoy. Todavía estaban ultimando algunos detalles, como el rótulo de la entrada, pero que no cunda el pánico, por dentro estaba ya todo niquelado y montado. Se pueden ver muchos objetos, fotografías, manuscritos, trajes originales... La exposición es una experiencia de luces, sonido, vídeo y personajes, todos los que era Bowie. Lo cierto es que he disfrutado. Como anécdota, me he reído mucho con el hecho de que Bowie, para desengancharse de la cocaína, se fuera a vivir a Berlín, a compartir piso con Iggy Pop. Lo que vendría siendo un ambiente muy sanote.
Estas son las llaves de ese apartamento detox:



Son las 2:26 de la mañana, acabo de componer una canción y está pasando el camión de la basura.



Telefucker

Me he enamorado. Se llama Fender Telecaster y es de color azul piscina.  Llevo tanto rato tocándola que me duelen los dedos y la muñeca, pero soy feliz. Estoy haciendo una canción nueva que me encanta. La música me está rescatando. Yo quería un Ángel sobre Berlín y ha llegado en forma de acordes, riffs y punteados.

La perri está expectante con nuestra nueva compañera de vida. Hoy hacía mucho calor y hemos corrido esquivando los aspersores del parque, ha sido divertido y hemos acabado empapadas.



Últimamente estoy muy contenta, parece que la niebla de los últimos meses se va disipando. Incluso hago planes para el verano. Por eso me he regalado una guitarra, para celebrar que estoy saliendo del laberinto.

En menos de cuatro días he estado en la sala Begood dos veces, que es fantástica porque es pequeña y da esa sensación de concierto cercano, de los que puedes oler el sudor del batería. Ayer fui con I, G y L a ver a The Zephyr Bones y a Las Robertas. Los Zephyr, increíbles, con ese roll…

Tocar más

He quedado con I de Indie Lover, después de varios intentos fallidos. Pero todo llega... Lo primero que hemos hecho ha sido entrar en la tienda discos y mirar vinilos mientras íbamos comentando las portadas y se entremezclaba todo con la vida. No me iba a comprar ninguno pero al final no he podido resistirme al Live in Paris de Sleater-Kinney, supongo que porque últimamente, por una cosa o por otra, Carrie Brownstein está volviendo a  mi vida en forma de sutiles señales.  Así que le he hecho caso a la vida. Luego hemos ido a tomar unas cervezas y se estaba la mar de bien, con esa brisa de atardecer, de playa y cementerio cercano. Ha sonado Light my fire y nos hemos reído.
Todo marcha mejor que hace un par de meses, por ejemplo. Aunque, en realidad, marcha igual. Pero yo estoy de mejor humor. Estoy centrándome en mi música, en las artes marciales y en tener algo más de vida social, sin presiones.
Esta mañana, en el entrenamiento, me he dado cuenta de que las personas deberíamos tocarn…

La melancolía del astronauta

Esta mañana he estado leyendo una entrevista a un astronauta italiano. Contaba que echaba de menos el espacio. Me lo he imaginado tumbado en la cama, con las manos entrelazadas bajo la nuca y tratando de recordar cómo era estar flotando en la galaxia. En el artículo también mencionaba varios incidentes graves en los que peligró su vida durante el viaje espacial. Sin embargo, a pesar de ello, durante ninguno de los 167 días que pasó en el espacio, deseó volver a la Tierra. Me ha parecido hermoso pensar en recordar el universo, recordar los planetas, recordar la luna. Y me he puesto a llorar de emoción. 167 días en el espacio...
Precisamente, ayer una amiga me pegó bronca porque le comenté que estaba recordando días pasados. Sobre todo en estos meses de primavera, en los que la luz dura hasta muy tarde y yo vuelvo a componer una canción hasta pasadas las doce de la noche. Mi amiga me dijo, basta ya de recordar, vive el presente porque te estás quedando estancada. Le dije que tenía raz…

Corto

Ayer fue la primera mañana del año en pantalón corto. Hoy la segunda.






Olas

El otro día, G y E se morían de risa cuando comenté en voz alta, mientras pasaba fotos en Tinder, "joder, qué rollo, todas las lesbianas quieren sexo, no drama, carpe diem y pasarlo bien". Nos partíamos. "Sí, sí, es una fatalidad", decían riéndose. 
Hago dos terapias para tratar de sobrellevar este mundo hedonista y de no drama. Metafóricamente hablando, una terapia es para revisar el motor a fondo (con esta llevo casi dos años porque mi motor es complejo) y la otra sería para aprender a conducir en carreteras complicadas sin hostiarme. (Esta es corta y práctica, la acabo el mes que viene).
Como llevo muchos días sin escribir tengo temas acumulados. He estado haciendo una canción. La verdad es que me encanta cómo me está quedando. Me gusta grabar y crear. Primero empecé con la batería y las guitarras. Añadí un bajo, también. Ayer acabé la letra y perfilé la melodía. Lo único que me queda es grabar voces y tal vez más guitarras. Lo estoy haciendo todo yo sola. La i…

Oh you

He vuelto a las artes marciales después de cinco años. Mi corazón es como un guitarrazo distorsionado cada vez que doy una *putada o lanzo un puñetazo directo. Siento el sudor bajando por mi pecho, una fuerza ultra poética y poderosa.

Estoy como si fuera a enamorarme o algo así.
Estoy como si fuera en un coche derrapando con una bolsa llena de diamantes.
Estoy  oh you todo el rato.

Esta sensación es como llegar a una playa la primera y nadar hasta el infinito, pensar que realmente la línea se puede alcanzar y que después, después habrá algo nuevo.

Oh you

*Qué fuerte, dos días después me doy cuenta de que escribí "putada" y no "patada". Ese subconsciente...