23 de septiembre de 2014

dioses inventados

#stickynoting


Se ha pasado un año entero escrito con H en la pizarra: bocadillo de Hamon. Lamentablemente, a los del bar del chino les han chivado que "Jamón" se escribe Jamón y no Hamon. A mí em encantaba leerlo todas las mañanas en la pizarra, de camino al trabajo, e imaginar que Hamon era un Dios Egipcio, Hamon Ra, y que el bocadillo era en su honor.

Está tan rara la vida. Empieza el otoño. En otros sitios la primavera. Me inquieta no saber qué camino tomar. Me falta fe, a veces. Me gustaría no escoger ninguno y que todo se fuera dando. 

Pasan los coches y se pierden en la otra esquina. Yo sé que algo que se llena de significado también puede vaciarse casi por completo. Goteo. También sé que sucede al revés, que hay tardes en las que pasan cosas bonitas e improbables.

14 de septiembre de 2014

Temazo para el último domingo de vacaciones.






Loca, loca, loca, te volviste loca y disparaste frente a mí que te habías enamorado hace unos años sin decirme nada. Entonces la emoción confirma el sentimiento. Qué mala suerte en el amor, ni buena suerte en el juego. Y si al final lo que hay que vivir, lo que hay que soñar, hay que vivirlo, te vuelvo a dar las gracias, te vuelvo a dar las gracias. Me muero por saber qué paso contigo todos estos años en que no nos vimos, me muero por saber qué pasó en tu casa, necesito esa cara de vulgaridad en mi cama, la que me dice qué hacer, la que pregunta por qué, cómo, cuándo, no sé y dónde. Qué mala suerte en el amor, ni buena suerte en el juego. Y si al final lo que hay que vivir, lo que hay que soñar, hay que vivirlo, te vuelvo a dar las gracias, te vuelvo a dar las gracias. (SOLO)
Qué mala suerte en el amor, ni buena suerte en el juego. Y si al final lo que hay que vivir, lo que hay que soñar, hay que vivirlo, te vuelvo a dar las gracias, te vuelvo a dar las gracias.(PUENTE FINAL)

----

9 de septiembre de 2014

apuntes sobre mi terraza


La noche de luna llena descubrí algo en los tejados que se ven desde mi terraza: un gato blanco juega a perseguir un grillo. Lo observé en presente. 

La brisa de la tarde convierte mi terraza en un barco. Eso también.

Las plantas de mi terraza crecen siempre. Incluso esas pequeñitas que me regaló Eva NY hace un año, unas que tienen nombre genérico planta. Hay una que se queda mustia si no la riego y baja las ramas. Le doy agua y al cabo de unos minutos revive. Las amo.