3 de septiembre de 2014

Soy persona de dibujar regular. Vamos a dejarlo en regular.



He empezado a dibujar en la libreta que me compré para participar en The Sketchbook ProjectLa tengo dando vueltas por mi vida desde hace meses. Me la compré una bonita mañana de domingo primaveral en la Brooklyn Art Library, que es el lugar físico de la colección de sketchbooks. Ese día, después de pasar casi una hora dentro de la librería, despreocupada, feliz, disfrutando de las libretas dibujadas por otras personas que como yo se habían sentido fascinadas por la idea, supe exactamente cómo iba a rellenar la mía. 

Fueron pasando los meses y fue esfumándose ese impulso y esa inspiración y mis ganas de ponerme a ello (creo que es por culpa de la sleeping bag, que es el saco de dormir donde está tan a gusto mi cuaderno...) pero estoy tratando de hacer algo, más o menos digno, para antes del 31 de enero, que es la fecha límite para devolver mi libreta a la librería. Mi principal problema es que yo jamás he sido de dibujar bien. Soy persona de dibujar mal. Ese tipo de persona. Pero puedo apañármelas.

Todos deberíamos ser capaces de poder dibujar nuestra vida, la que queremos, porque es nuestra y solamente hay una, aunque no esté demostrado. Pensarla e irla definiendo. Desgraciadamente, no siempre puede ser así porque entran en juego muchos factores. A menudo no tienen nada que ver con la inspiración.

En el caso de estar en condiciones óptimas para diseñarla, por qué es tan complicado hacerlo sin más? O es que no es complicado? (se admiten comentarios al respecto)

He ido aplazando una decisión creyendo que un día me iluminaría y sabría lo que debo hacer. Pues bien, se hizo la luz, pero no de repente. Primero ha sido la instalación eléctrica, costosa, agotadora y frustrante. He dejado por el camino infinitas causas, y de las importantes, por esa agotadora instalación. Pero he tomado una decisión que se hará efectiva dentro de 9 meses. Y no es un embarazo. 

Me gusta que sea así, con tiempo. Para que jamás pueda auto recriminarme que fue fruto de un estado emocional determinado. Está bien tomar decisiones desde la templanza. Ya no hay un "si esto..." lo otro. No. Porque el rango de valores de la variable de la que depende la condición es demasiado amplio. Así que voy a forzar un valor para salir del bucle. 

¿Y luego qué? 







29 de agosto de 2014

murmullo

En la calle hay un murmullo. Duerme acurrucado junto al banco en el que se sientan 1) los adolescentes, 2) las señoras, 3) los borrachos, 4) los turistas. Si un día te sentaras junto al murmullo y le acariciaras las orejas, le dijeras palabras lindas, le dieras un pedazo de pan, murmullo se iría contigo, serías su Scarlett Johansson.


 

27 de agosto de 2014

Creo en esa luz

Recuerdo soñar despierta con la luz de aquella casa de videoclip. No casa de película, casa de videoclip. Es importante la diferencia.

Hallé la luz y estaba despierta, pero no soñando.

Un verano de videoclip musical.