Ir al contenido principal
Me alegra poder decir que el médico esta mañana ha dicho que mi padre está grave pero estable y que dentro de lo malo ha mejorado un poco. No nos ha dicho que fuese una gran mejoría pero ha sido mucho más positivo que ayer. Estamos contentos.

Cuaderno de tarde

A las 16.30 he entrado a ver a mi padre. Tiene buen aspecto a pesar de todo. Le han desenchufado dos cosas, que no sé que eran, pero ayer las tenía y hoy no, creo que eso es buena señal.

Sigue teniendo la respiración asistida, aunque hoy ponía en la máquina "controlada" y ayer ponía "asistida", creo que eso también es bueno. Hoy le han puesto un ventilador, de los de toda la vida, un ventilador de los del verano. Creo que es porque ha tenido fiebre. Parece una tontería pero me ha aliviado ver una máquina tan cotidiana y familiar entre tantos aparatos extraños que no entiendo. Mi padre es muy caluroso, siempre lo ha sido, y hoy le he dicho que ya podía estar contento que lo tenían la mar de fresquito con el ventilador allí al lado. Le he contado que los perros ayer cenaron lentejas. Cuando mi madre estaba en el hospital la casa era un descontrol y ahora también, así que los perros cenan lentejas. No sé si se entera cuando le hablo.

Hasta las 19:00 no puedo volverlo a ver, tengo que esperar dos horas y para entretenerme me pongo a escribir un poco. Hoy estoy sola porque mi madre tenía una revisión para renovarse el carnet de conducir, y ahora mismo iría fatal que se quedara sin poder conducir, así que ha tenido que ir. Pero no me siento sola, temo más que se sienta solo mi padre.

He decidido investigar la clínica porque en esta nunca había estado. Curiosamente está en la misma calle que un bar al que he ido algunas veces por la noche.
Ayer ví que en la tercera planta hay una biblioteca, he seguido los carteles por curiosidad y he acabado en una habitación con mesas y sillas y dos armarios llenos de libros de medicina, pero cerrados con llave. No había nadie. Entraba un poco de luz por una ventana con vistas privilegiadas a la ciudad. He estado un rato mirando, reconociendo formas y edificios. También había un ordenador. He movido el mouse y estaba encendido. Me iba a poner a chafardear el pc pero me he cortado, no vaya a ser que me riñan por eso.

esto lo he escrito en el hospital a las 17:30.

---
He apuntado unas cuantas notas sobre unos cuadros muy interesantes que he visto en los pasillos, unos originales. Me ha sorprendido. Quizás mañana escriba algo sobre eso. Son bonitos.

Mi padre y yo solemos discutir mucho y yo siempre he creído que no está orgulloso de mí. De hecho mi regalo de navidad del pasado año iba acompañado de una carta en la que le pedía que lo mejor que me podía regalar era que se sintiera orgulloso.

Estos días han venido sus compañeros de trabajo a preguntar como estaba, y me ha llamado la atención que todos me reconocían en seguida sin haberme visto nunca. Me era un poco extraño porque me parezco a mi padre pero tampoco tanto...Pero he descubierto que todos saben como soy porque en el trabajo tiene una foto mía de salva-pantallas. Me emocioné con ese detalle y entonces me vino toda la llorera acumulada. Ahora pienso que todas nuestras discusiones son tonterías, que cuando esté bueno lo voy a abrazar muchísimo y le voy a decir muchas veces que le quiero.

Curiosamente, lo que es la vida, acabo de recibir un mensaje de mi ex. Me ha extrañado porque no sabe nada ni puede saberlo, y la verdad es que ha sido pura casualidad que me haya enviado un mensaje precisamente hoy. Lo dejamos cuando mi madre se puso enferma, yo de repente me sentí muy agobiada por todo y necesitaba aire. Hemos estado hablando y creo que me apetece mucho verle. Me ha dicho que si quiero podemos quedar y vernos un rato. Se ha quedado triste, conocía mucho a mis padres. Hace casi dos años que no nos vemos pero ha sido mi única relación seria. Estuvimos tres años y uno más de flirteo juntos, pero al final discutiamos hasta por qué plato fregar antes, así que era mejor dejarlo.

Hoy he estado escuchando las canciones preferidas de mi padre. Él tocaba el bajo en un grupo cuando era joven. Yo el año pasado también estuve en un grupo tocando el bajo. Le gusta mucho la música, como a mí, y me hace mucha gracia oirlo cantar en inglés porque no acierta ni una palabra -como yo , vamos...-

Comentarios