Ir al contenido principal

La expedición de las anginas viajeras (Cap.I)

Qué rabia... yo que llevaba todo el abecedario encima para hacer la sopa .... y resulta que llego y ya está hecha la cena (¡!) así que las recetas de juntar letras no me sirvieron de nada. Aunque bueno, en realidad, yo fui allí como la doctora Vaggio para curar unas anginas muy peligrosas y contagiosas, que precisamente ahora están en mi garganta. Sí, ese es mi método.
Así que las anginas están de crucero: primero estuvieron en el Mar de Sugarganta y ahora en el País de Migarganta. Se lo deben estar pasando muy bien, esperemos que una de ellas no se llame Fog de apellido. Se trata de una expedición muy aventurada pero vale la pena. Han prometido enviar postales.

Comentarios