Ir al contenido principal

a salvo

Tengo 10 nostalgias de verano.

Unos segundos más y me habrías dado super poderes, tantos como para volar. Voy dando saltos estirando los brazos porque si un día.

Si un día vuelo pasaré por encima de los edificios y saldré en la foto de un turista japonés que quedará impactado.

Sobrevolaré por encima de todas las cabezas y mi velocidad agitará el aire. Mi viento levantará los papeles del suelo, silbará al pasar por las antenas de los tejados. Me ladrarán los perros, se esconderán los gatos y entonces.

Entonces te encontrará en la calle, con tu anorak blanco, helado de nata, y moverá, rozará, tocará tu pelo.

Aunque de momento tenemos un empacho de criptonita. He suspendido todas las asignaturas, excepto una (Canto). Me está bien empleado. Pero yo aún estoy a salvo.

Nota: éste no es un post triste, que quede claro.

Comentarios