Ir al contenido principal

parís y goliat (post actualizado 20:30)

He añadido una versión en audio del post. Se puede escuchar desde mi podcast, o bien descargándola (botón derecho-guardar como) directamente a tu pc. La música que suena de fondo es Serge Gainsbourg.



Me habían hablado tanto de la torre de 324 metros, de la exposición Universal de 1889, de las 18.038 piezas de hierro, de Gustave Eiffel, de las 7.300 toneladas de peso, del vértigo en lo más alto, de la antena de radio que roza las nubes. Me habían hablado tanto de París. Como se habla de Venecia, como se habla de Londres y como se habla de New York cuando alguien va y te trae una taza de recuerdo. Quise ir para poder hablarle a alguien de París. Lo peor de todo es que para hablar de la ciudad tienes que acordarte de todos esos nombres en francés.

Hace ocho años, cuando yo estuve en París para poder hablar de París, la Torre Eiffel no era más alta que una farola. Farola, farola, farola, farola...qué palabra más rara. Encontré esta fotografía dentro de una carpeta antigua, de cuando hacía primero o segundo de historia del arte. Un viaje en autocar interminable y una tristeza que aún no sé ni cómo, ni cuando, ni por qué, pero en París.
Y decidí hacer un montón de llamadas de auxilio desde una cabina.

Comentarios