Ir al contenido principal

cv

En el restaurante hay un camarero que nos conoce bien y nos saluda con un "¿Qué tal, chicas?". Estaba lleno. Había un montón de mesas con personas solas comiendo. Es un sitio bonito. Después del postre nos hemos ido corriendo porque queríamos hacer el amor y si tomábamos café no nos daba tiempo. No nos ha sobrado pero tampoco nos ha faltado. Si somos expertas en algo es en aprovechar los mediodías, pero eso no cuenta en el curriculum. Luego te vas al trabajo, o a la facultad, o adonde sea y aún estás desnuda. Te pasas la tarde medio vestida y recuperando el aliento.

Finalmente he decidido que no voy a comprar bombones.

Comentarios