Ir al contenido principal

Madrid, Lisboa, Medem, Diamantes, Room, camarero, Rome, culo


El vídeo que he puesto hoy es de un tema de Sebastian Tellier. Me hace gracia porque del culo de la chica salen diamantes. Qué arriesgado. Pero me encanta.

Arriesgado como Medem.

La semana que viene nos vamos a Madrid, una ciudad que para nosotras significa cosas secreta, sería absurdo intentar explicarlas. Que quede claro que nuestra visita no tiene nada que ver con el fútbol. Odio el fútbol, lo detesto. Me gustaba mucho cuando era heterosexual, iba con mis novios a ver los partidos. Incluso, me sentía del Barça. Ahora, ni fu ni fa. Curiosamente, desde que me pasé a las chicas me aburre. No creo que tenga nada que ver, pero es una coincidencia que a mí me parece graciosa.

En Madrid vamos a volver a ver la película Room in Rome, de Julio Medem, porque a nosotras sí nos gustó. De ahí la chapa reivindicativa. Nos pareció genial que se conocieran en un bar, que una llevara vestido y la otra blusa de cuadros, más que nada porque ambas piezas están de moda, que una fuera morena y la otra rubia, porque son cosas que pasan, y también que se enseñaran las casas a través de Google Earth. Comento estos detalles porque, por las críticas que he leído, parece ser que son trascendentales. El primer verano que Carol se marchó al sur utilizamos, precisamente, Google Earth. Ella me daba sus coordenadas de localización y yo las mías, parecía que así nos íbamos a ver. Quizás son actos que únicamente se comprenden si estás colada por alguien. Como aquellas cartas del futuro que le escribí. Unas cartas que llegaban antes de marcharme, por eso eran del futuro. Siempre fui muy visionaria.

A mí el detalle del camarero que quiere hacer un trío no me fastidió, son cosas que pueden pasarte. Me recordó a lo ocurrido con un camarero en un hotel de Lisboa. Era nuestra última noche. Cenamos en el restaurante del hotel, que estaba en el ático. Las vistas eran preciosas. El camarero era jovencito y muy simpático. Nosotras fuimos amables, pero nada más. Cuando ya estábamos en la habitación, llamaron a la puerta. Era el camarero con una botella de cava y nos proponía que pasáramos la noche con él. Dijimos que no y cerramos la puerta.

Sobre lo verdaderamente importante de la película no voy a hablar, son cosas secretas, si no las has entendido, sobra explicarlas. El cine de Medem no está al alcance de tod@s. Como lo nuestro con Madrid.



Comentarios

  1. segundopremio10:17 a. m.

    Me alegra saber de ti. Yo estoy viviendo en Berlín ahora, acabo de llegar a casa y se me ha ocurrido visitar tu blog mientras me comía una tostada. Sobre todo me alegra saber que estás tan bien. Por cierto, no sabía que Julio Medem sacaba peli nueva. Me encanta Medem, sólo espero que esté mejor que la última porque la verdad es que me pareció una auténtica mierda.
    Un beso, guapa
    Pasadlo muy bien en Madrid!

    ResponderEliminar
  2. Madrid-Lisboa,dos ciudades que me encantan, la primera me viene de nacimiento y a la segunda por proximidades un poco más tardías me escapo en cuanto puedo para seguir descubriéndola.
    Tendré que esperar a ver Habitación en Roma en una de las escapadas a una u otra,no creo que llegue a estar en cartelera en Badayork.
    ¡Disfrutad de Madrid en primavera!

    ResponderEliminar
  3. Qué alegría, me ha hecho ilusión tu visita. Casualidades: ayer estaba arreglando los contactos del iphone, poniéndoles foto y esas chorradas, y me acordé de ti al ver el número, de aquellas charlas. Dónde andará esta... pensé. En Berlín? otra que está dando vueltas!!! si es que en España hay una fuga de cerebros acongojante!:P Sobre Medem, a mí tampoco me gustó Caótica Ana, no la entendí. Room in Rome te gustará si no le buscas los tres pies al gato. Vuelve!!:P Un besico.

    ResponderEliminar
  4. silbante, a mí Lisboa también me gusta mucho, únicamente he ido dos veces, conservo muy buenos recuerdos de la ciudad. Badayork, qué bueno. Tienes que verla en versión original subtitulada, eso sí, y no te lo digo por hacerme ni la cultureta ni la moderna ni la cinéfila, doblada te perderás matices de la historia. Suerte!

    ResponderEliminar
  5. Anem a pams...

    1. Me encanta ese vídeo de Tellier. Sublime y vulgar. Vaya culo.

    2. No soporto el fútbol. Absurdo y sucio. Respeto a quien le guste, por supuesto, pero yo paso. Y el Barça me cae súper gordo, y Guardiola un pesao. Y Coldplay...ufff. Puaj. A mí me entretienen más las artes marciales y el esgrima.

    3. Reivindico Google Earth, me parece un invento mágico. Conociste el tejado de mi casa del sur desde el norte gracias a ese programa que ahora algunos critican tanto.

    4. Lo del trío con el camarero es cierto, jaja. Ya lo conté hace días no sé dónde. No todos los tíos son así pero algunos sí lo son y eso quien no lo quiera admitir que no lo admita, pero es una realidad.

    5. Este punto lo añado yo: hay tías así de guapas en el mundo, es posible colarse por alguien de ese modo la primera noche, o el primer día, o el primer mail, o lo que sea. Y, por supuesto, se puede follar así de bien la primera vez...ummm... Ah, y hay chicas que llevan camisas de cuadros. Por dios, es que me encantaría leer una sola crítica de la película con algo de fundamento pero todo lo que leo se basa en el atrezzo y en el doblaje. Qué exigentes nos hemos vuelto todos, jajajaja.

    6. Este punto también lo añado yo: me encanta alabar ciertas obras de arte, sean de música, libros, etc. Soy hiperbólica, lo asumo, cuando me gusta algo lo amo hasta morir. Pero nunca hago críticas negativas. Me cuesta entender a la gente que dilapida a Medem u otras obras. Siempre pienso: "¿por qué no lo haces tú a ver qué tal lo haces?" Jajaja, pensar esto me da mucha risa.

    En resumen: la peli de Medem no puede gustar a todo el mundo, claro que no. La gente no entiende que las pelis de Medem no están basadas en la realidad como es, tal cual. Son oníricas y con un pie en lo surrealista. Pero es que la realidad puede ser a veces así, "quien lo probó lo sabe", que escribía Lope. Y yo añado que los que no lo han probado no tienen ni idea.

    ¿Acaso es verosímil "Los amantes del círculo polar"? ¿Y "Vacas"? ¿Y el resto de pelis de Medem?

    En este país hay mucha envidia y mucha lesbiana que no se acepta. Tal vez eso sea la base de todo.

    Ah, y que no están realmente .......... porque si lo estuvieran la verían con otros ojos (esto sólo es para ti)

    Perdona por la extensión pero ya sabes que Medem es mi dios (olé!)

    Un beso espacial...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:42 p. m.

    Paola, te confieso que tu "cómo estás?" me ha acelerado el corazón, es como si la del otro lado del espejo me hablara, o el maniquí de la vitrina me guiñara el ojo. Qué suspenso! Estoy bien, esperando que Medem salga de España.
    Un abrazo-te.

    ResponderEliminar
  7. lo que el video de tellier hace con los diamantes es lo que la danae de klimt hacía con el oro: convertir valores. sin especular, así, a bocajarro, no como los señores del parquet y la corbata.

    con sebastien tengo una intriga tremenda. todo empezó en bruselas hace menos de un año. en un albergue jubenil me estaba haciendo un bocadillo de pollo al curry mientras que en el jardin sonaba como una guitarra eléctrica estrujando notas. era un sonido muy pesado, muy bestia, muy de vueta de rosca. y claro, me fascinó. así que salí a preguntarle al de recepcion que qué era eso que estaba sonando. "sebastien tellier" pronunciado en belga no suena como pronunciado en español y desistí. volví a la cocinilla y detrás de mi llegó el chico de recepción, no con una botella de cava y una proposición, sino con un papelito y el nombre de sebastien + "l'incroyable verité".

    cuando volví a españa con los oídos sedientos jamás encontré esa guitarrá de plomo estrujado. nada que ver. y tengo una intriga tremenda con tellier desde entonces...

    ResponderEliminar
  8. Ganas de verla, ahora más.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:23 a. m.

    Madriz = bocata calamares :)
    y muchas historias secretas.

    o.

    ResponderEliminar
  10. Hablan (Carol y tú) con tanto fervor de esta película, que las ganas de verla son enormes.


    =)

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado que dijeras qué cosas te han gustado de la peli, y me ha gustado que Carol diga que las películas tiene algo de onírico, porque no hay más que gente diciendo que lo que pasa en esa habitación no es creible ¿acaso no inventamos nuestra realidad y la adornamos? Médem tiene el detalle de ponerlo a nuestra disposición.

    Yo sigo con lo mío ¡Qué buena la chapa!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8:31 a. m.

    A mi me da un poc de miedo ver la peli porqué seguro que me gusta y me recuerda a ella, que apareció en mi vida de repente canviándolo todo y después desapareció, y lo peor o lo mejor es que haciamos el maor de maravilla. En fin.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, sobre la pelicula de Medem, hablo en una de mis últimas entradas de blog. No tiene mucho que ver con algunas de las criticas que se le han hecho y sí con la evidencia de algo que él mismo ha testimoniado: escribió el guión en 10 días. Nada en contra de los detalles románticos o curiosos, pero esa premura le pasa factura al conjunto. Y sigo pensando que no se arriesga con los silencios...algo muy propio de las noches, los encuentros casuales y los desconocid@s.

    Saludos.)

    ResponderEliminar
  14. sobre la película: yo tb creo que se puede una colar así en una noche y sentir de manera tan intensa, no me creo tanto ciertas partes del guión que verbalizan de forma demasiado racional y reflexiva lo que están viviendo. La peli fue un encargo, prácticamente un remake, incluso la actriz venía ya escogida por contrato, el mérito es de Elena pues jeje. Disfrutad de Madrid, id a verla en v.o.

    ResponderEliminar
  15. Klaudina1:24 p. m.

    No, yo no critico el vestuario (salvo la camisa del final, está bien, me gusta mucho cómo va vestida Elena Anaya al comienzo) ni lo del google earth (eso estaba bien) ni algún detalle salvable, por bonito sin ser cursi (como que la bajita se pusiera de rodillas). Tampoco creo que el problema de la peli sea su pretenciosidad o no pretenciosidad (aunque a mí me pareció un rato pretenciosa)... Yo el problema lo tengo con su ñoñería, con frases como "por eso me hice mujer" o "te entiendo, rusita", por las historias rocambolescas de jeques, tenistas, bicis con forma pélvica nombradas con mucho ARTE, la metáfora ésa con la flecha y otras cuantas cosas más.
    De lo del trío, lo que me sorprende es que les sorprendiera, sinceramente. "Mi amiga prefiere la botella".
    Vamos, que soy del equipo anti-rome.

    ResponderEliminar
  16. No entendéis la sensibilidad de medem, buscáis una fotografía de la realidad y en ninguna de sus películas la encontraréis porque no es eso lo que ofrece. Sigo pensando que vuestras razones no tienen peso. Yo me siento afortunada, he podido disfrutar de la película sin buscarle los tres pies al gato.

    ResponderEliminar
  17. Pues qué bien, me mola que Medem no le atraiga a todo el mundo. No me gusta compartirlo. Nunca ha sido un director de masas, ahora no iba a ser menos.

    Se iban a cagar viendo "Tierra", jajajaja:

    “Soy un ser complejo. Mitad hombre y mitad ángel. Es decir, estoy medio vivo y medio muerto”.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje