Ir al contenido principal

(Enviados)



mensaje_

Eres adolescente y estás leyendo esto a las tres de la madrugada. Piensas que podrías estar haciendo algo mejor, pero no has encontrado a nadie con quien salir esta noche, tus amigas no te han llamado, no te van a entender jamás. Voy a decirte algo importante: tendrás muchas noches por delante. Es una verdad como un templo que, debido a tu edad, aún no contemplas. Un día estarás bailando tu música preferida, o alguna del montón. En esa fiesta todo el mundo querrá ligar contigo. Será tu cumpleaños y te propondrán un trío con una japonesa y una argentina, y no es un chiste. Ambas te gustarán mucho, pero dirás que no porque seguirás enamorada de una catalana que está con otra tía. Pero tranquila, más adelante volverán a proponértelo y podrás decidir de nuevo. Son cosas que te pasarán, estoy segura. Me refiero a que no todas las oportunidades que parecen estar perdidas lo están en realidad.

Creo que a mí me hubiera gustado leer este mensaje aquella noche que maldije al mundo entero.

Comentarios

  1. Anónimo2:09 a. m.

    me e n c a n t a

    a mí también me hubiera gustado leerlo

    un bs (de los de msj)
    Elena

    ResponderEliminar
  2. quarantine2:41 a. m.

    Mierda, son casi las tres y pronto será mi cumpleaños. Esto es una señal.
    Seguro que digo que no! Arg!!!

    ResponderEliminar
  3. pues sí, tienes razón, también yo tuve un momento donde me hubiese gustado leerlo, aunque no sé si sabría encontrar este mensaje en aquella época :)

    ResponderEliminar
  4. Qué grande eres. Ojalá nos dieran un manual lleno de post como estos en la adolescencia.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, habrá muchas que lo lean y se sientan más tranquilas. Es de agradecer tu post, tanto por las adolescentes presentes como por las pasadas.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado y aunque de adolescente no tenga nada, sí adolezco de algunas cosas.

    Es cierto, casi siempre hay una nueva oportunidad que por ser nueva no se reconoce como tal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. uno sólo aprende de sus actos y de sus errores (aún advertida!)

    ;)

    ResponderEliminar
  8. Magnífico, Paola. Ojalá lo hubiera leído de adolescente... ¿Sabes que parece un fantástico inicio de novela? ;D Besos!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:44 p. m.

    Gracias Paola... esta noche parece que lo hayas escrito sólo para mi. Un beso, Mónica

    ResponderEliminar
  10. se hubiese agradecido un post así en la adolescencia, aunque en ese momento quizás ni así hubiéramos creido que nuestra situación podría mejorar ;)

    ResponderEliminar
  11. Yo también habría matado por leer algo así en mi adolescencia torturada... Lamentablemente, en aquella época no teníamos ni Internet ni móvil así que nos las teníamos que apañar con las cintas de cassette en bucle, los libros o los videoclips.

    Todo pasa. Y cuando creces te das cuenta de que los infiernos de la adolescencia, en realidad, no eran infiernos sino pequeñas hogueras.

    ResponderEliminar
  12. ya no tengo edad para aguantar despierta hasta esas horas de la madrugada frente al ordenador, peeeero...

    paola vaggio, me sigues salvando con tus letras.

    un beso. soy tu fan jaja

    ResponderEliminar
  13. Elena, :) un mensaje del futuro para el pasado.

    quarantine, jaajajaja bueno, dicen que hay que aprender a decir no :P

    jelly, es que en nuestra adolescencia nos teníamos que conformar con los mensajes que las puertas de los lavabos en el insti XD

    beita, yo creo que algunas adolescentes podrían escribirnos manuales a nosotras, treintañeras. XD

    luz, :) Tendremos que aprender a reconocerlas. Que alguien nos escriba mensajes!

    Mayte, jaja también es verdad!

    María, :D

    Eva, jaja, todo es ponerse. Bueno, ya sabes que estoy muy puesta :P

    Monica, qué bien, era un mensaje que buscaba destinataria. Beso!

    Shhh... seguro que no nos hubiéramos creído ni una palabra.

    Carol, y también nos las apañábamos con libretas llenas de poemas a lo Jim Morrison jaja, en mi caso... cuánto daño me hizo aquella película sobre los doors, que hacía campana de solfeo para verla en casa de mi vecina en bucle, insistencia adolescente.

    ResponderEliminar
  14. Ah! gracias por vuestros "mensajes".

    ResponderEliminar
  15. Carmen, pero si tú eres adolescente aún! ;P

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10:11 a. m.

    De nada Paola. Gracias por el tuyo. Anoche, tu mensaje_ viajó por el barrio de Gràcia y aterrizó ante los ojos de otra persona, que también lo necesitaba. Las palabras tienen una mágia sutil que permite hacer miniencantamientos preciosos... no crees? Un beso, Mónica :)

    ResponderEliminar
  17. Pues a mi me hubiese gustado leerlo...
    ...
    ...
    pero bastante más que se hubiese cumplido.

    Ais...

    ResponderEliminar
  18. estoy segura de que no lo hubieras creido. hay cosas que hay que aprender por uno mismo. pero sin duda te hubiese dado un monton de calma...imprescindible para seguir adelante sin derrumbarse, eso que sucede a todas horas en la adolescencia.
    es un mensaje precioso. ójala lo hubiese leído entonces. creo que lo hubiese recortado y pegado en mi carpeta, aquella que llevaba llena de cosas importantes.
    un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje