Ir al contenido principal

Ya soy cinturón amarillo de Taekwondo



¡Aprobé el examen! No lo he sabido hasta hoy. La sorpresa de la prueba fue que teníamos que romper ladrillos con la mano. Era algo que no habíamos practicado; por lo visto no se ensaya, se puede o no se puede, que es igual a se quiere o no se quiere. Yo quise y pude romper el ladrillo de un manotazo, acompañando el golpe seco con un grito.

Alguien me leyó los posos del café hace unos meses y me dijo que entraría en mi vida alguien mayor que yo, alguien que me proporcionaría equilibrio, constancia, serenidad. Intuyo que es mi maestro de Taekwondo.

Comentarios

  1. Felicitaciones!!!.Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cualquiera se mete contigo!!! Felicidades!! yo intuyo que quien está apareciendo es una Paola mayor a la que poco a poco vas escuchando..Un abrazo inmenso campeona!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena!


    *"Se quiere o no se quiere". Estoy de acuerdo, en el momento de cualquier duda, es que quizás... sea que no

    ResponderEliminar
  4. Felicidades!! O sea, que con los ladrillos, como con tantas otras cosas, si quieres, puedes, ¿no es eso?

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Felicidades!! Yo hice karate durante un año, porque necesitaba descargar energía. Mi profesor no me pareció bueno, ni profesional, y parecía que pasaba de los nuevos de clase. Duré eso, un año. Mi kimono descansa en el armario. Quién sabe si en un futuro...

    PD. Romper ladrillos con la mano es tan dificil como suena?

    ResponderEliminar
  6. Ya lo decía yo...aprobada!!!!!!!!!
    enhorabuena...besos

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena.

    Sin duda tu maestro de artes marciales te aportará grandes cosas.

    Mi antiguo maestro (Karate, cinturón negro 3º Dan) tenía un fuerza mental increible.

    Ahora estoy fuera del tema pero una parte de aquel todo siempre se te queda dentro.

    Un saludo desde mi paraíso,

    Anne
    (desde algún rincón de Cabo Leeuwin)

    ResponderEliminar
  8. Fiorella, muchas gracias. :-)

    aunenpie, vaya, siento mucho que te decepcionará tu profesor. En mi caso, es todo lo contrario. El maestro está muy pendiente de todos los nuevos, nos anima a continuar y a seguir mejorando. Lo de romper ladrillos está chupado.

    Etcétera, :D Gracias por seguir por aquí y por allí (Facebook) :)

    Anne, así que tú también eras karateka. Es de lo mejor que he hecho en 2010. Nos vemos en tu isla.

    ResponderEliminar
  9. diley, la próxima vez que nos veamos te hago el pumse entero. Madurando yo? jajaja, tal vez…

    síndrome, la verdad es que… esto de si quieres puedes siempre genera mucha presión xD

    rubia, gracias… sí sí, es eso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje