Ir al contenido principal

1125. Dónde o cuando



Hace un par de años intenté escribir una novela que no acabé. No hay nada raro en ello. Me refiero a que es típico en mí empezar y no acabar, pero no importa, es divertido pensarla y planearla. Pues bien, la protagonista de esa novela que no acabé solía estar muy atenta a todas las señales de la vida.
Una señal de la vida es, por ejemplo, recibir la definición de una palabra cada día –éste es un servicio de la página de la RAE, se llama "La palabra del día"– y creer que esa palabra va a definir tu día. Como un horóscopo.

Hoy he recibido la palabra "absurdo". Exactamente quiere decir estar "sordo" a la razón.

absurdo, da.
(Del lat. absurdus).
1. adj. Contrario y opuesto a la razón; que no tiene sentido. U. t. c. s.


Mi día de hoy se ha caracterizado por haber sido totalmente absurdo. Porque lo de hoy no ha sido normal. Debería preguntarme qué hago aquí, en esta casa a la que amo como si fuera la chica más bonita del mundo –la casa–, pero no lo hago, me parece algo natural, aunque hace apenas un año ni lo imaginara. Y me pregunto qué haré dentro de 12 meses. Mañana llamaré a un amigo. A ver si me acuerdo.

Estar todo el día sola es como si alguien extraño tuviera un álbum lleno de fotos tuyas y se pasara el día mirándolas. Pero no hay una segunda persona, absolutamente todo es en primera. Y veo cómo lavo los platos, y veo cómo hago la cama, y veo cómo me tomo una café en la terraza y la cucharilla da vueltas, y veo cómo me tumbo en el sofá (y el sofá se acerca hacia a mí) y veo cómo escribo en un teclado. Y me parece que es como si el tiempo estuviera parado. No tengo prisa. Es como el mar, en el que hay olas, una detrás de otra. Viene una ola y sabes que detrás de esa va a venir otra; es tan bonito como los primeros acordes a piano de una canción, o como pasear en bici al lado de la playa un sábado, o como escuchar el camión de la basura de madrugada.

Siento, desde hace tiempo, que camino por muchos lugares a la vez; las personas con las que me cruzo por la calle no están realmente en esa calle, están en otra; no están en este mes, ni en este año. No entiendo el motivo. Y todo es similar al inicio de un viaje en un aeropuerto, parecido q una canción que acabas de descubrir. Algo espera por mí, pero no sé qué ni dónde ni cuando.

Me he pasado la tarde muy lejos de aquí. En una habitación con un ventilador en el techo. Intentando armar frases con sentido.

Me encanta todo esto tan absurdo.
Pero a la vez me asusta, por si un día debo volver.






Comentarios

  1. Se lee a ritmo lento.... es suave, pausado, redondo, blanco... Es como un bocado de algodón de azúcar... Gran post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu forma de leerlo.

      Eliminar
  2. Verdad que sí?, se disfruta tanto la soledad (de la buena), cuando llegas.... te disfrutas tanto, te enamoras de la casa y de ti misma (te acuerdas en NY cuando decías que tenías que enamorarte de ti? pues voilá)

    a mi me asusta no querer volver... que nunca vaya a haber nada ahí fuera lo suficientemente importante o apetecible o arrebatador como para que compense perder(me) y perder la calma una vez más por si acaso esta vez.... merece la pena....

    sí, es todo un poco absurdo... pero bueno...la vida es absurda (y rara)....y nos gusta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lista eres, Bea! sí, sí, me acuerdo perfesssstamente.

      Ya... te entiendo... sí, volver y arriesgarse de nuevo. Yo es que quiero aprender a protegerme, porque suelo ir sin escudos. Cuando tenga un escudo, vuelvo! Un día nos tomaremos unas cañas hablando de estas cosas absurdas, ya verás!

      Eliminar

  3. me gusta el absurdo...es parte de la vida y...pese a lo que algunos puedan/parezcan pensar...ni mata ni engorda...
    odio estar sola...he pasado un año sin ver a nadie...sin hablar con nadie...y no fue horrible...incluso parece bueno (mirando desde hoy)... Pero estoy saturada de tanta ausencia...es como si necesitara estrechar lazos...y pisar casa para dormir y poco mas...
    hay sitios a los que nunca queremos volver ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por qué odias estar sola? A veces es guay. Pero tienes que estar bien contigo misma para estar sola bien. :)

      Eliminar
  4. uy, las chicas con escudo dan muchaaaaa pereza, yo prefiero a las que van a pecho descubierto (ojo, al juego de palabras), suelen estar locas pero bueno, nadie es perfecto!!!!

    además, no nos engañemos.... cuando "vemos" algo que nos llama.... el escudo se nos cae al suelo (junto a alguna que otra cosa más)

    tengo apuntada como cosa que hacer antes de los cuarenta: "cañas con la vaggio" , qué conste!

    ResponderEliminar
  5. "A veces es mejor echar de menos que de más" .

    Esta frase se me quedo clavada una noche de otoño.

    Hay personas que prefieren estar rodeadas de gente aunque no les aporte nada, por el simple hecho de estar acompañadas. O lo que sus cerebros traduce como : "no estar sola" .

    Yo creo que a veces hay que saber disfrutar de una misma. (Madre mia, releyendo esta frase puede dar lugar a equivocación ^^) .

    Quiero decir que estaria bien que los espacios en blanco se llenaran de nosotras, sin necesidad de nadie, y que nos sintieramos bien, sin melancolias ni tristezas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje