Ir al contenido principal

Sforzinda


Como cuando se te lían los cables de los auriculares.

A veces no me gusta estar aquí. Tampoco sé dónde me gustaría estar. El amor es lo único que puede salvar a Barcelona. El amor puede salvar cualquier cosa poco apetecible. Trabajar en la misma cadena de montaje que Jane Henderson y conducir con los faros encendidos por el polígono industrial, al amanecer, tras el turno de noche, de vuelta a casa.

Hubo un arquitecto en el Renacimiento que escribió un tratado sobre la ciudad ideal, Antonio Averlino. La muralla que la rodeaba tenía forma de estrella de ocho puntas. En el centro estaba el Palacio, la Iglesia y el Mercado. En cada punta de la estrella desembocaba un camino. En medio de cada camino había una plaza. El nombre para esa ciudad iba a ser Sforzinda. No llegó a construirse.

Ayer me dormí pensando en ella. En Sforzinda. En ese lugar en el que proyectarse.

A menudo paso por delante de un cárcel de mujeres. No está en las afueras, está céntrica, en una zona que se convirtió en cara después de las Olimpiadas. Por fuera parece un colegio internado. Miro hacia dentro y veo las siluetas de las mujeres. A veces hablan desde la ventana con niños y hombres que hay en la calle. Supongo que son los maridos y los hijos en libertad. A veces dicen cosas que no se entienden. Al final del muro hay una alambrada. Por la noche se enciende un foco cuando pasas cerca. Justo al lado de la cárcel hay un biblioteca. Es un poco raro todo esto... ¿verdad?
Sforzinda. Sforzinda. Sforzinda.


Comentarios

  1. Anónimo4:06 a. m.

    Que extranio lo Que nos clients... Perot claro Barcelona ha sido siempre un lugar donde ma's judios se ha visto
    intereste....el nombre de mi padre la ciudad donde nacio su madre y las primeras letras del apellido de mi esposo .
    que Puedo decir yo??


    Feliz Dia! !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si he entendido tu comentario. Pero sí, feliz día!

      Eliminar
  2. Yo pienso por qué les parecería perfecta la forma de estrella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante el Renacimiento se creía qu el círculo y el cuadrado eran las formas más perfectas... el ideal. Si pones dos cuadrados dentro de un círculo se forma una estrella. De ahí...

      Eliminar
  3. Barcelona es una ciudad mágica aunque no tenga la forma de una estrella de ocho puntas. No pasa por su mejor momento, como tantas otras, pero la salvará el amor. Hay tantas clases de amor...

    ResponderEliminar
  4. En efecto, no pasa por su mejor momento. Y sí, hay muchas clases de amor.

    ResponderEliminar
  5. El amor es lo único que puede salvarlo todo.

    A veces Barcelona hace que quieras huir, otras que te quieras quedar siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje