Ir al contenido principal

La foto no tiene nada que ver




He soltado las riendas unos días y el caballo no se ha desbocado. Supongo que ya me he acostumbrado a la que hace un tiempo fue mi nueva vida; por eso ya no miro más allá de las fábricas ni observo a los que pasan por la calle por la mañana como si fueran los mensajeros de algo. Desayuno en un café preferido, estudio, completo mis tareas, salgo a cenar, quedo en la parada de metro de Joanic, me apunto a un evento de makers, conozco a gente nueva cada semana, mando papeles para que me seleccionen en algo, doy clases de español y hablo de tonterías. Nada me arrastra. Todo fluye. No me pone triste la imparable llegada de la Navidad. No pierdo la cabeza

Acabo de meter una parrafada sobre soltar las riendas, sobre la tranquilidad, la conformidad. Idioteces varias. Lo cierto es que me aburre tanta coherencia. Me siento insensible estos días. No sé qué me pasa. Debo estar triste, pero como no hago más que hacer cosas buenas y beneficiosas, pues ni me doy cuenta. Hacerse bien es un puto agobio, en realidad, es como rellenar huecos con masilla. No sé ni lo que estoy diciendo. Me gustaría enamorarme y perder los papeles. Arder. Pero puede que no vuelva a pasarme nunca más porque como en las otras ocasiones he gastado tanta mecha, pues igual ya se me han agotado los vales del amor. ¿Y si no vuelve a ocurrirme?  Es terrible.  No pienso pasarme la vida haciendo cosas beneficiosas y sonriendo como si no me diera cuenta de la catástrofe.

Comentarios

  1. es un verdadero drama. Yo llevo años inmunizado y ultraescéptico a los terremotos del corazón, y lo echo a faltar (seguramente porqué ya ni me acuerdo de los sufrimientos estúpidos que comporta...). Es como vivir inerte, como ir flotando en la nada... y como encima pases etapas sin ni siquiera follar, corres el riesgo de acabar convertido en vegetal masturbatorio

    PD: como sigas quedando en esa parada, es muy posible que nos crucemos sin ni siquiera saberlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué bien... dan ganas de tirarse a la comida o a la bebida o a algo que no sea muy caro. Molaría tener un localizador de bloggers y que te mandaran un bip cuando estuvieras cerca.

      Eliminar
    2. Oye, que eso podría una app de esas rollo Happn que tendría salida; yo de ti patentaría el copyright...

      Eliminar
  2. Yo creo que si el caballo (la yegua en este caso) quiere desbocarse seguro que lo hará…se suelten las riendas o no…tanta coherencia y sensatez lo único que puede dar lugar es que cuando se pierde la cabeza se hace hasta el extremo.
    Enamorarse o no sigue sin depender de nosotras…en los últimos días he hablado mucho de éste tema, de enamoramientos, ayer hablaba con un amigo que está absolutamente enamorado de una mujer que bebe los vientos por otra mujer…que puta es la vida a veces…y hace unos días una amiga me comentaba que su mejor amiga está deprimida porque quiere que aparezca el hombre de su vida y ve pasar el tiempo y nada…
    Espero y deseo que los vales del amor nunca se agoten…a pesar de todo.
    Besos Vaggio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje