Ir al contenido principal

Beatbox



He estado escuchando esta actuación de CocoRosie mientras se ponía el sol por el Tibidabo y me bebía una Brewdog Punk Ipa, que aunque tenga un nombre muy largo, es tan solo una cerveza. Esta canción, con el tipo que hace beatbox me parece tan brutal, que me recorre ua  escalofrío que empieza por la nuca y me vuela la cabeza (como dice MP). Si alguien, por casualidad, le da al play, por favor, que se fije en el minuto 4:33 porque es de tirarse por el suelo, en plan, me rindo ante este super clímax musical. Voy a recuperar mi fucking gorra de la que se reía siempre A. Este año apenas me la he puesto. Creo que mis gorras representan mi infancia. También me gusta el efecto de las caras fantasmagóricas.

Estoy en plan drama. Pero mis dramas son con motivo y justificados, siempre. No me gusta estar así, aunque parezca lo contrario. Sin embargo, o con mucho embargo, lo estoy. Mis dos pantallas en las que proyectaba distintos tipos de soledad han muerto en cuestión de un mes: uno, mi hámster; otro, mi vecino, y a ambos los vi en ese momento en el que la vida ya no está, y tú sí estás. No sé qué quiere decir. Pero ese no es mi drama. Mi drama tiene que ver con una cosa muy simple y de estar por casa, todo eso del amor, como las cervezas con nombre largo pero que al fin y al cabo son cervezas. Si pudiera, volvería al día de las tiendas de discos en bucle. Fue un día redondo. Cada minuto. Cada segundo. Me gustaría escribir una novela entera sobre ese día.

Mi madre ha venido esta mañana y me ha dicho que soy un desastre. Qué raro. Paso de rayarme. Sé muy bien lo que quiero. También he pensado que me gustaría ir adonde se pone el sol. Esto me recuerda a cuando iba con mi padre en barca y quería llegar hasta  la línea del horizonte, y yo le preguntaba, ¿pero qué pasa allí?



Comentarios

  1. Qué buenas las Cocorosie, qué buenas, casi lo había olvidado. Me gusta que sigan llevando bigotillo, sigo soñando con el día en que las chicas llevemos patillas y perilla, pero de verdad. Yo acumulo gorras que no me puedo poner porque me quedan fatal, creo que a nadie le quedan peor que a mí, me da mucha mucha pena porque es una prenda con muchas posibilidades.

    El momento del clímax musical... Ufff, brutal, me he derretido. Creo que esta canción iría directa a mi lista de "canciones para follar".

    Un beso desde el convento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja , pues nada, para la lista. La letra habla de eso, más o menos. A mí me gusta mucho el chico que hace beatbox. No sé cómo respira. Voy a intentar aprender. El convento :D

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje