Ir al contenido principal

Una puerta



Durante cuatro años he visto esta puerta cerrada. Ayer, por primera vez, la vi abierta.
Me imaginé haciendo un picnic en el descampado. Con una mesa de camping, una nevera azul, unas sillas de tela a rayas y música en aquel tocadiscos portátil que mi madre me trajo de Madrid cuando yo tenía 10 años. Madrid me parecía un lugar muy lejano al que mi madre se iba. Y no me gustaba nada que se fuera. Pero a la vuelta siempre me traía algún regalo y eso me gustaba, eso y el momento de recogerla en el aeropuerto. Cuando salía por la puerta.

Una vez también me regaló un pinball. Pero reconozco que el tocadiscos portátil fue para mí inseparable. Me lo llevaba a todos los sitios. Tenía pocos discos, eran de los de 45 rpm, y casi todos heredados de mi padre, supongo, y de mi tío.

Este era uno de mis preferidos, y ahora me doy cuenta de que mi imaginación era súper fiable porque cuando bailaba la canción me imaginaba en un pista así:


Comentarios

  1. Anónimo10:12 a. m.

    https://youtu.be/fD2UExUhq-s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso, mi prima C me mandó esa misma canción hace tres días.

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje