Mi cuerpo inmaculado




Me ha picado un mosquito tigre, tres veces. Y las tres, en la nalga derecha. Ha sido muy íntimo. Mi cuerpo inmaculado ha atraído a un mosquito. Muy pronto hará un año que no tengo sexo con otras personas. Espero llegar a la fecha intacta, todavía quedan un par de meses, la conmemoración será en octubre. 

Me consta que hay personas que leen esto y les molesta, porque me lo han dicho. Aunque no sé exactamente qué les molesta del hecho. Que no me acueste con nadie, que cuente los meses o que lo diga en público. Casi siempre se ve con pesar, el no follar. Creo que todas las personas lo asociamos a triunfo o a éxito. Ahora que me faltan dos meses para la fecha conmemorativa, no quiero echarlo a perder. Espero no follar con nadie antes, qué terrible sería estropearlo. Lo cierto es que, como ya estoy dentro de la dinámica de no follar, me da una pereza de espanto acostarme con alguien. Otro cuerpo tocándome y rozándose conmigo. Sudor, fluidos, olores. Creo que todavía no estoy preparada. A veces hago la prueba; por ejemplo, me presentan a alguien o veo a alguien pasar por la calle y me pregunto, "¿con esta persona follaría?". Y trato de imaginarlo. 

Curiosamente, el último día que follé, le hice una foto a la cama y conservo la imagen en mi móvil. Se ve un arnés, un dildo de color negro, un tubo de lubricante (recuerdo que era ecológico, vegano  o nosequé pollas) y sábanas revueltas. No sé por qué hice la foto, ¿mi inconsciente sabía que iba a ser la última vez en mucho tiempo? Ninguna señal apuntaba a que iba a ser así. Fue una foto fortuita, de esas que disparas porque sí, sin pensártelo demasiado. A veces, miro la foto. La he puesto en Favoritos porque siempre me cuesta mucho encontrarla. Como ya no voy a terapia, no puedo compartir estas reflexiones y analizarlas. Terapeuta me diría, "dile a ese cojín por qué no quieres follar". Y yo (mirando hacia el cojín) diría: No es que no quiera, es que no me gusta nadie para follar. Y Terapueta seguiría indagando y seguro que me sacaría alguna verdad escondida y enterrada tras todas las capas de excusas y motivos. Me gusta mucho pensar en mi cuerpo inmaculado e intacto, esperando. Me imagino con un vestido negro, de esos con cuello alto de encaje y con la cintura ajustada, caminado por una playa desierta de la costa de Normandía.

Comentarios

  1. Sabemos muchas mas cosas de lo que creemos. En el fondo, no podemos engañarnos a nosotros mismos, sabemos como somos y hacia adonde vamos. Lo sabemos sin saber y sin que lo demás lo entiendan y mucho de lo que pasa por muy inexplicable que parezca termina teniendo sentido luego de un tiempo. Como la foto de la cama. Al final de la historia.
    Muy buen texto (como siempre)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablamos de intuición, tal vez? Gracias, Víctor, por seguir pasando por aquí, de vez en cuando, después de tantos años. Siempre es una alegría leerte.

      Eliminar
  2. A veces intentamos vernos siempre bajo una lupa, encontrar motivos, lanzar justificaciones para poder poner etiquetas en lo que hacemos.. Muchas veces no hacemos, o hacemos, cosas por el simple placer de hacerlas (o no hacerlas)... son decisiones, por sí solas ni buenas ni malas, lo importante es lo que hagamos con ellas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón. Tratamos de darle un sentido a todo, supongo que es algo inherente a la existencia.

      Eliminar
  3. No entiendo por qué hay gente que se molesta cuando hablas de tu relación con el sexo. ¿Qué tiene que ver con ellas lo que tú decidas y desees hacer en este tema? Me desconcierta... Te deseo que permanezcas "intacta" todo el tiempo que quieras y que folles cuando te salga de donde te tenga que salir. Un fuerte abrazo, Paola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja gracias, permaneceré intacta hasta que me salga del "alma" xD

      Eliminar
  4. ¿Quizás es un deseo de recuperar la virginidad? Una segunda virginidad, una pureza inmaculada, un retorno a la inocencia perdida... la mente es fascinante y totalmente imprevisible. A La Chica Con Pelo De Chico le pasaba un poco lo mismo que a ti, y antes de que rompiéramos su sequía sexual, hacíamos bromas sobre telarañas o sobre si el organismo le habría regenerado un segundo hímen. Me encanta el humor negro y provocador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre acabo preguntándome cómo lleva Pelo Chico el pelo jajajaja Es un misterio su peinado. Es una buena teoría, esa tuya, la de recuperar la inocencia. Yo no tengo telarañas porque lo cuido jajaja Autocuidados. jajajaja

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje secreto.

Entradas populares de este blog

Poema de Sor Juana y ondas

Covid free o por lo menos lo parece

#17 (Diari de l’estiu 2021)