Hoy sigo triste, pero se me ha olvidado mientras trabajaba, asomándome a la ventana con mis compañeras, esperando la nieve. Siempre hay algún día de invierno, en el que todo pasa a una especie de segundo plano sólo porque existe la posibilidad de que la playa se cubra de nieve, como ha sucedido hoy.

Comentarios

  1. Nevó y seguíste triste. No viene de fuera esa tristeza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje secreto.

Entradas populares de este blog

Poema de Sor Juana y ondas

Covid free o por lo menos lo parece

#17 (Diari de l’estiu 2021)