Más agotamiento




Sigo cansada. Tal vez esté agotada de que me exijan más y más en el trabajo, de que cada vez me pidan más dedicación sin nada a cambio. Tengo ideas: subir el sueldo, vacaciones de regalo, jornadas más cortas, jornadas flexibles, que se tenga en cuenta mi opinión, etc.

Tal vez estoy cansada de haber puesto demasiada energía en el grupo. En los últimos ocho meses la música ha pasado por delante de todo.

Me siento tan agotada que tampoco tengo energía para entregarme a los flirteos primaverales ni a la sensualidad. Llevo varios días pensando en alguien en concreto, a quien recuerdo y recuerdo, aunque es bastante inútil hacerlo. Recuerdo la calle en la que vivíamos. Y todo lo demás. No tengo ganas de enumerar. Recuerdo, sencillamente, aquella etapa de mi vida.

Mis nuevos vecinos son más ruidosos, si cabe, que los anteriores. Siempre he sido bastante delicada con eso. En casi todos los lugares en los que he vivido ha habido algún ruido que me ha molestado. Estos se ríen mucho y se mueven mucho... Son unos putos pesados. Ya los odio. Los otros acabaron mal. Risa maléfica. El karma police...Aunque no viene a cuento contarlo. Eran pesadísimos, unos putos plastas.

En fin, ya vendrán días mejores.

Comentarios

  1. Es bueno pensar que vendrán días mejores, no es que tenga lógica hacerlo, pero ayuda ;)

    Cuando llega el cansancio es inevitable rebuscar en el pasado en busca de esos pequeños instantes de calma y felicidad... como todos los recuerdos, los inventamos un poco... pero eso también ayuda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja... eres más pesimista o realista que yo. Me gusta.

      Eliminar
    2. Creo que lo mio es un optimismo desencantado ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje