18/10/21

Espiritualidad, canciones bonitas, capitalismo, ramos por las esquinas de Madrid y chicas de instagram



Esta canción me parece la más bonita de Diiv. Bonita quiere decir bonita. Esta canción activa todos mis neurotransmisores. Esta canción hace que me sienta como enamorada. Esta canción es sublime. La guitarra de la intro y de los puentes, tan cristalina. La fragilidad y fortaleza de Cole. 

Quería volver a Madrid antes de que acabara el año, pero me da miedo ponerme triste, porque es un cementerio de recuerdos. Ha quedado muy dramático. Tendría que ir dejando ramos de flores por todas las esquinas.

He descubierto que tengo ansiedad. La verdad es que no es algo nuevo. Sentirse así, como expuesta al peligro constantemente. Al peligro de no ser quien esperan que seas o al peligro de no ser quien tú esperas ser.  Pero es que te meten (y nos metemos) en la rueda. En una especie de corriente de la que es complicado mantenerse al margen. Excepto cuando declaran una pandemia y nos confinan mundialmente. Recuerdo perfectamente el alivio de pensar que todo estaba parado y podía, sencillamente, dejar pasar el tiempo. No era ideal, pero sí sirvió para darme cuenta de la presión. ¿Y si fuera capaz de autodeclararme en pandemia? Si fuera capaz de dejar pasar las oportunidades... ¿las oportunidades de qué? Todo esto tiene mucho sentido.

 Me gusta nadar en la piscina por esa sensación de espacio controlado y seguro y sin expectativas. Nadie espera nada de mí en la piscina, y eso es un alivio enorme. Los paseos con mi perra también son ese tipo de actividad sin riesgos.

La verdad es que todo esto es tan inteligente que raya la tontería.

Mi amiga S pasa por un momento muy espiritual pero capitalista. No se lo he dicho porque no quiero que se enfade. Está en un momento espiritual y también poco flexible.  La espiritualidad es capitalista, en estos momentos. Todos los retiros espirituales tienen el verbo "querer", "desear", "necesitar" en los párrafos que describen esas experiencias. La espiritualidad capitalista es la de alcanzar "cosas"... Hay un retiro espiritual especialmente creado para mujeres. Esto de especialmente creado para mujeres me ha horrorizado, pero mucho más cuando he visto a un grupo de mujeres con vestidos blancos, todas iguales, cogidas de la mano, en círculo. Me da repelús pensarlo. Vestidos. Blancos. Para mujeres. 

He contactado con una chica por instagram que me gusta. Bueno, no me gusta, cómo me va a gustar, si no la conozco. Voy a ser más específica. Me gustan sus fotos. Su cara en las fotos. Nada más. Me manda mensajes, stories, tonterías. Le he preguntado, "¿cuándo quedamos?" Me ha dicho, "cuando quieras".  Vive a 20 min en bici de mi casa. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu mensaje secreto.