Ir al contenido principal

Para mañana

(malgastando a L)

Los domingos es el día que el aire mueve las cortinas y tomo un té en el Sáhara. Y un día para aumentar la colección de los "si quieres que" que no te digo.
Los lunes son para escuchar muchas veces una canción y desear que haga mal tiempo. Porque si llueve, sé seguro que buscarás un paraguas o que quizás te estés mojando. Y eso, sin duda, es una forma de acertarte.

Comentarios