Ir al contenido principal

Te gasto

En vano te busco en un plano de metro y me invento paradas sin encontrarte. Imagino las escaleras mojadas, paraguas abiertos, pisadas de agua, últimos trayectos, billetes gastados, en tarjetas con T, de diez, de mes, de joven, de día. Viajes por estrenar. Busco en el silencio, entre las rutinas nuevas. En las siluetas de los coches, en un mapa de calles que me lleva de una página a otra...sigo con un dedo el trazado recto, paralelo, estrecho, por el centro, en la periferia, por calles conocidas, olvidadas...por tus calles, las que no entiendo. Imagino las canciones, te pienso en tu vida, te olvido tan mal como pliego el mapa de nuevo. Y no te dosifico, te gasto.

Comentarios

  1. No puedo creer que este post, que justo es uno de los que elegí para el libro naranja, no tenga ningún comentario, así que aunque resulte completamente anacrónico responder en 2011 a un mensaje de 2003, quería apuntar que es increíble comprobar que sigues conservando hoy el mismo estilo que entonces, aunque evolucionado, pero que sigues siendo tú en este texto y en los de ahora y que estas cosas a mí como editora me maravillan.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:51 p. m.

    Pues fíjate en 2016, casi 17 hay alguien que se ha perdido por aquí a leerlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje