Ir al contenido principal

Lo que no sé hacer

Me pasé la tarde deseándote los hombros. Entre bailarinas de Degas que se desnudaban, tus tirantes negros ya eran pinceladas gruesas, en relieve. Se oían y se tocaban. Te apoyas en mí, "tengo sueño". Me gustaría mojarme los dedos en acuarela y dibujarte mientras duermes, dibujarte en el metro mientras me hablas, dibujarte caminando por la calle, dibujarte cuando me buscas la mirada, cuando estás muy cansada, callada, desnuda, enfadada, cuando me das la espalda, dibujarte al teléfono, en el sofá, en la cama, dibujarte por dentro, dibujarte los dientes, los ojos, la lengua, mientras comes, mientras bailas. Cuando ríes y me abrazas. Me gustaría poder dibujarte los sueños, pero no sé dibujar.

Comentarios