Ir al contenido principal

punzadas

Tengo un dolor de oído que sólo se calma si me contestas tú, y no esa voz de teléfono no disponible que da punzadas. Que no es cuento.... Que tampoco eran de cuento tus ojos aquel día que cruzé los dedos y deseé que se reinventaran las horas e hicieran un congreso mundial para cambiarlas, y las pusieran dobles y en vez de tres fueran seis, así un poco borrachas, y todo eso pasara antes de que te dejara en la esquina de tal con tal, y me dieras dos de tus besos que son casi un beso, porque siempre se resbalan, y no sé si es que no tienes puntería o me puteas, sin perdón. Y es tan difícil esquivarte porque me da que tú pelo es como un mediodía con sol o sin sol y claro, así, qué día no tiene un mediodía sin sol o con sol...Tus ojos no serían de cuento porque son casi de verdad.

Comentarios