Ir al contenido principal

farolas

Daniela empieza a escribir sin escoger demasiado la página, ignorando los días de la agenda. A Diciembre no le siguió Enero y no hay cenas ni conciertos ni viajes en Abril. Para que todo sea al día siguiente, o todo haya sido ayer. Como mucho anteayer. Que todo pase hoy, o pase mañana. Para no mirar el calendario y tener ganas de señalarte en rojo, y rodearte cuidadosamente con círculos que no son sus brazos. Para no ponerte anclada en una fecha y en un día determinado que al trazarlo se vuelve a construir : se hace otra vez una calle con farolas que se encendían más temprano que ahora, llenas de carteles que recuerdan "te conocí" o "llegabas a las 10", con la atmósfera húmeda de tus frases, que rescatándolas como si fueran citas de algún libro, están en cursiva, y se inclinan, despacio, para besarte.

Comentarios