Ir al contenido principal

la cama de Lisboa

porque la cama de la izquierda donde esté donde estés siempre va a ser la mía La que está junto la ventana la de las botas debajo y el calcetín perdido Para que en todas las habitaciones la tuya sea la del otro lado Así se mantiene algo y siempre queda la otra cama para que estés Entre las voces del televisor y las puertas que se abren y se cierran en el pasillo Como una tradición con leyenda y día para celebrar y no ir a trabajar Hacerte costumbre y que en las calles se sumara tu risa a la música en lisboa y a todo lo demás

Comentarios