Ir al contenido principal

Segunda carta a Fin-landia

imagen segunda carta a Finlandia


Querida Íngrid,

Por mi lado izquierdo andas descalza,
por eso te siento,
pero por mucho que lo intento
no oigo tus pasos.

Con ese tránsito por dentro,
cualquiera caminaría, sin remedio,
más despacio, como llevando un hijo dentro,
un amor.

Te beso hasta que me duermo y no,
no es cierto, no es cierto.
Son besos de memoria.

...Paola

P.d: A veces te veo junto a la puerta,
y me acerco despacio,
como cuando me acercaba despacio
y tú me esperabas.

Comentarios