Ir al contenido principal

Una historia de amor

Para los que no tienen ganas de leer, aquí dejo mi primera radionovela: "Amena mía".


Powered by Castpost

Hace unos días, después de 2 años juntas, dejé a Amena por Vodafone.

Quería cambiar. Vodafone me daba muchas cosas nuevas, me engatusó con aquella carta llena de promesas... móvil nuevo, supercontrato con un 50% de descuento en mensajes,"vodafone es vida, vodafone es para ti" Versos, metáforas. Móvil nuevo, vida nueva, pensé.

Hace 3 años ya intenté estar con Vodafone, pero en mi casa no teníamos cobertura. Aún así, lo intentamos. Vodafone se llevaba bien con mis amigos, tenía una imagen muy atractiva, color rojo...Cuando llevábamos un mes, harta de tener que subir hasta la terraza para recibir llamadas, la dejé.

Vodafone no entendió nada, ¿por qué me dejas?... pero yo apagué aquel móvil un día y allí se quedó, con los ojos cerrados en el cajón de la mesita de noche, viviendo de cerca mi nueva vida con Amena.

Ahora he vuelto hacerlo, solicité mi cambio a Vodafone, pero estos días no he dejado de pensar en Amena. Encendía la televisión y Amena siempre estaba en todos los bloques de anuncios, tan divertida, tan vital, tan genial... aquellas chicas de color verde, esa sonrisa... Pero ya no podía hacer nada, ya había firmado con Vodafone, además, estaba harta de las discusiones con Amena por la factura. Había tomado una decisión, me fugaba con Vodafone.

Esta mañana, estaba en el trabajo y el móvil ha sonado. Vodafone me decía que a partir del día 14 ya podíamos estar juntas. Los trámites de separación con Amena ya se habían iniciado.
Diez minutos más tarde, recibí un sms de Amena. "Llámame, es urgente"
¿Qué querría Amena? ¿Tenía que llamarla o debía esperar?
Lo he pensado mientras conducía y el frío helaba mis ideas. Yo ya no era una persona, era un comic con bocadillos llenos de mis ideas congeladas.

Después de comer, he visto la última carta que me envió Amena. Su última factura. No he podido más, tenía un nudo en el estómago, ¿habré hecho bien? me preguntaba, ¿tendremos cobertura Vodafone y yo? ¿ha valido la pena?

Me he dejado llevar por un impulso y he llamado a Amena. Ella estaba más simpática que nunca, casi como el primer día, yo me iba con Vodafone y en cambio ella estaba allí, tan sonriente, con su voz dulce. Entonces me dijo.

- Aún puedes echarte atrás, aún puedes seguir conmigo. Te haré un descuento de un cincuenta por ciento en la factura durante 18 meses, yo te daré 1.000 mensaje gratis para que puedas hablar con tus amigos, pídeme lo que quieras. Durante éstos dos años hemos sido felices, pero ahora lo vamos a ser más porque yo te conozco más que antes, y sé que lo que tú quieres es enviar mensajes a punta pala, a todo quisqui, mensajes y mensajes, poesías andantes, fotografías de tus mejores momentos, escuchar mp3... Todo eso te lo puedo dar. Y además, te regalo un móvil nuevo, de última generación, gratis, por 0 euros.

- Pero es que Vodafone tambiém me da un móvil nuevo.

- Sí, pero yo te lo doy mejor y además te haré muchos descuentos y te regalo un kit manos libres para el coche...

- Déjame pensarlo Ame, no me quiero precipitar ahora que ya he dado el paso. Déjame pensarlo.

- De acuerdo, te volveré a llamar. Un beso Paolita mía.

Cuando he colgado, he abierto nuestro álbum de fotos. Allí estaban todos aquellos móviles y el que ella me ofrecía era el más bonito de todos, el que tenía más prestaciones, mp3, memoria flash, radio, cámara de fotos, tapa... Yo siempre quise un móvil con tapa y ahora lo podía tener! He recordado los veranos, todos aquellos mensajes con Amena, mis conquistas, mis triunfos, todas aquellas llamadas perdidas que eran un "Pienso en ti ahora" y que yo devolvía con un "yo también".

Me ido a la cama, necesitaba pensar. Han pasado dos horas y Amena me ha vuelto llamar.

- ¿Ya te los has pensado Paola?
- Sí... pero estoy confundida. ¿Es verdad todo lo que dices? Yo estaba bien contigo, pero me salías muy cara, pero si ahora dices que me vas a hacer tantos descuentos y encima me vas a dar ese móvil que es el más bonito ... Amena, pero es que ahora ya he firmado el contrato con Vodafone, no sé si puedo echarme atrás, estoy hecha un lío...

- No pasa nada Paola, el contrato con Vodafone sólo era una solicitud, ese no era el verdadero contrato. Quédate Paola, al menos otro año y medio más y luego hablamos.

- De acuerdo. Amena, volvamos, lo mío con Vodafone no debió suceder jamás. Pérdoname, yo no sabía lo que hacía. Contigo me siento Libre, me siento yo. Sígamos juntas, hasta el infinito y más allá.

Y así es como dejé de nuevo a Vodafone para seguir con Amena. Me siento feliz, mañana me envían el móvil. De nuevo juntas, vamos a arrasar, nos vamos comer el mundo Amena mía.

Comentarios