Ir al contenido principal

atraco

Ayer me quedé articulando un beso, que finalmente fué al aire, sin pisar las cuerdas. Pero hoy sí se lo he dado y rápidamente me he ido dando saltitos por los pasillos del metro, literalmente. Ha sido una travesura, se habrá quedado grabado en las cámaras de vigilancia como un atraco a un banco, eso sí, a cara descubierta, sin media. No sé que habrá pensado, ¿que soy idiota? ¿que soy infantil? Creo que acabará acostumbrándose. Me gusta el regalo que me hizo ayer, mover la bola y ver como nieva siempre. Siempre. Lo hice ayer antes de acostarme y lo he hecho hoy nada más despertarme, y nieva siempre. Pero no es nada grave, yo también me estoy acostumbrando. Necesito más terapias como ésta, mi psiquiatra está enferma esta semana.

Comentarios