Ir al contenido principal

¿cruasán, crusán o croissant?


Desde hace ya algunas semanas, Carlos Herrera de radio Ego 99 ha incluído mis audio-post en su programación. Ahora me han hecho colaboradora oficial pero qué mala soy haciendo radio. Gracias Carlos.

crusan.mp3 [ Escuchar o descargar ]

Deseo un crusán de nata más que un billete de avión a un país tropical. Ayer decidí que hoy lo encontraría.
Arrastro este deseo desde hace una semana, cuando en la fiesta de cumpleaños de Frankenstein, mi prima de 8 años, sacaron precisamente un cruasán gigante relleno de nata que estaba riquísimo. Me quedé con ganas de más, por eso, después de una semana y un día del evento, he recorrido 5 pastelerías pero, desafortunadamente, no he encontrado ninguno. Tal vez el lunes sea un mal día para un crusán de nata, las pastelerías sufren esa típica resaca provocada por las ventas multitudinarias de pasteles de domingo.

Lo cierto es que en una semana me he zampado ya tantos crusanes de nata en mi imaginación que me duele la barriga.


"Los crusanes rellenos de nata eran el desayuno habitual en los años noventa en todas las casas situadas al este de la colina. Este dulce sin igual se popularizó gracias a la oferta de dos crusanes por uno de la pastelería de la esquina. La peculiaridad de aquellos crusanes populares era el relleno con nata fresca de auténtica leche de vaca.
Pero si nos remontamos a finales del siglo diecinueve, ya hallamos algún documento donde aparece el crusán de nata, por ejemplo, en las cartas que Van Gogh escribió a su hermano Theo. Esas famosísimas cartas donde el pintor de los girasoles y de la noche estrellada, hablaba de sus sentimientos y sus congojas y reflexionaba sobre el significado de la vida, sobre el valor espiritual de las palabras y el peso del pasado en el calendario."
(Dra. Tommy Hilfigger -Documentos National Vaggio Geographic)

Comentarios