Ir al contenido principal

viernes, 12 de Mayo

24.00
Tú y yo solemos acostarnos tarde, aún así, siempre soy yo la que se va antes a dormir. A ti te gusta quedarte y cerrar la noche, hilvanar el mundo para el día siguiente. Algunas veces, sin querer, entre puntada y puntada te pinchas con la aguja; te acercas la yema del dedo a los labios y brota una gotita de sangre. Una vida incontenible. Nadie sabe que estás despierta, eso te gusta. Yo sé que en el fondo te haces preguntas absurdas: " ¿Y si fuera la única despierta en 2.000 o 3.000 kilómetros a la redonda? " ¡Son absurdas pero muy en serio! La respuesta es "No, tal vez sea imposible..."
Debería irme a la cama más pronto, ayer me quedé dormida en el aparcamiento del polideportivo, mirando hacia la pista de tenis y oyendo el monótono golpe de raqueta, seco, con el eco arrugado. Desde que te conocí se está muy bien en todos los sitios. Curioso.


-este post se irá actualizando durante el día-

21:14

He añadido una coma (,) y he quitado un pero.

Recordatorio: Mañana es la presentación del libro y tenemos un montón de chapas para regalar.

23:50

Por la tarde he ido a comprar una entrada para la Fórmula 1.

Se la he regalado a mi padre por sorpresa. El corazón le ha hecho, bup bup! como los perritos franceses. Me la ha revendido J, un amigo que conocí durante aquel fin de semana en Liverpool. Hacía casi un año que no le veía y me ha hecho ilusión reencontrarlo. Lo curioso es que un par de horas después, ha llamado otro comprador y le ofrecía el doble que yo por la entrada... pero ya me la había vendido a mí. He salido ganando...

Comentarios