Ir al contenido principal

cansada

No quiero cambiar nada de sitio por si esa insignificancia pudiera alterar el orden de las cosas. Imagina que muevo un libro de una mesita de noche a la otra y ordeno un cajón. No debería suceder nada, es más, debería ser mejor. Estoy harta de estos miedos absurdos. Mañana voy a cambiarlo todo de lugar.
(aquí antes ponía "blog en pausa por exámenes")

Comentarios