Ir al contenido principal

por qué no escribir sobre lo bien que me siento

Todo empezó el viernes




yendo en un autobús. Dejé un post-it de recuerdo enganchado en la ventanilla. Un golpe de aire se lo llevó volando y lo soltó en medio del pasillo. Eso no sucede en el metro. Un chico se asomó y lo leyó.
Pasaban coches, bicis, personas... y el tranvía. Es muy difícil cruzar la Diagonal. Miré hacia la izquierda y hacia la derecha. El calor del sol formó esa cortinilla que parece una visión; sale a menudo en las películas. Los coches se veían muy lejos, avanzando despacio, con los parachoques y los retrovisores relucientes.



Protección solar




Me hiciste un regalo y ya estaba a punto de acabarse el día. Es una figura de Elvis bailando entre rejas el rock de la cárcel. Me la he puesto aquí al lado, en la estantería. Me dijiste que tú y Elvis me ibáis a cuidar. Os voy a tener muy cerca.
Por la noche sentí algo de miedo. Oía pasos, estornudos, persianas, grifos... Cuando pasaba una moto o un coche me aliviaba. Me entretuve pasando el dial de la radio y encontré un especial de elvis en una emisora. Justo en ese momento empezaba a protegerme. ¿Funciona? Me dormí en seguida.

sábado, noche



Me imprimí un mapa del Prat del Llobregat porque no había ido nunca.
Fui a buscar a Carol para ir al esperadísimo concierto de La Costa Brava. Sólo nos perdimos en una rotonda y llegamos en seguida. Cuando ya estábamos allí, salimos a la terraza del bar a comernos un bocata y vimos que Fran estaba en la mesa de al lado. Así que nos levantamos a saludarle y le contamos que éramos Paola y Carol, las de la versión de los "gigantes". Fué muy simpático con nosotras. Me gustó su naturalidad. Luego lo vimos tocando en el concierto junto a Sergio y todos los demás. A mi me encanta eso de "Sólo Sergio y yo conocemos tu interior". Me parece una frase de amigos.
Nos animamos mucho cuando sonó "Adoro a las pijas de mi ciudad". Una chica que estaba al lado de Carol saltó como una loca, como si tuviera un resorte. Luego nos pidió que bailaramos con ella la estrofa final: "las chicas modernas enseñan las piernas; las chicas de barrio levantan las manos". Nosotras no enseñábamos las piernas, así que deducimos que somos de barrio.
Tocaron El Cumpleaños de Ronaldo; me gustó mucho. Yo también estuve perdida sin poder disimularlo y esperaba que alguien me dijera "Me llamo Fran y quiero que todo el mundo se haga rico, para pasar junto a ti un verano interminable en Tarifa". Y ahora resulta que es verdad, voy a pasar un verano interminable en tu piscina.
Las canciones no son sólo son canciones.

Y hoy es el último día que escribo un post largo porque luego me paso una hora corrigiendo faltas.

Comentarios