Ir al contenido principal

es una maravilla no habrá un antes ni un después


Es tan guapa que a mí también me duele, sobre todo de noche cuando camina a pocos metros de mí. De entre todos los martes posibles yo me he llevado el mejor.

Hoy quería llegar pronto a casa para escribir algo. Pero he preferido ir a buscarla y estar un rato con ella. Hasta las doce. Ni un minuto más porque las chicas tienen que irse pronto a la cama. Lo importante es lo importante y la puesta de sol seguirá durando un kilómetro sobre la arena. Estoy más feliz que siempre -que nunca parece poco tiempo-

Elvis también canta Sweet Caroline....

Comentarios