Ir al contenido principal

Post de alquiler - "Siempre sí"



[Este post no lo he escrito yo. Quien lo ha escrito no tiene blog y me ha pedido si le podía dejar el mío un par de días. Y yo le he dicho, ok!]

Una vez leí un texto de Michael Ende, que ahora no encuentro, en su Carpeta de Apuntes, que hablaba de las últimas veces que hacemos algo y lo poco conscientes que somos de que efectivamente son últimas veces. Creo recordar que el artículo se titulaba "Nunca más" y ponía ejemplos cotidianos, como "nunca más vamos a pasar por la calle de una determinada ciudad" o "nunca más vamos a beber de una determinada copa que al poco se cae y se rompe". Desde aquella lectura siempre me preocupé mucho por estar atenta a cada paso que podía ser el último en una calle, o esa puesta de sol que podía ser la última en un determinado lugar... Con tanta preocupación por las últimas veces, me olvidé de las primeras veces. Siempre he pensado, también en la línea de Ende, que nuestra vida es una sucesión de pequeñas vidas, que vamos naciendo y muriendo constantemente, reconstruyéndonos a lo largo del tiempo, que quien esto escribe hoy no es en absoluto quien hace un año se sentaba a escribir en esta misma silla sobre este mismo teclado. Así, la vida es también una sucesión de primeras veces y pequeños deseos cumplidos. Hace un tiempo creí que había agotado mi cupo de primeras veces. Caí en el fácil engreimiento de creer que ya lo había vivido todo. Me instalé en él, pero no estaba a gusto. Me propuse cerrar el año con un portazo y salir a la intemperie. Así lo hice. He caminado y caminado estos días de comienzo de año. Ha sucedido algo asombroso. He descubierto que existen las naves espaciales para dos. A veces tienen forma de columpio. Otras, de escaleras en una plaza. También pueden tener forma de cometa, y como son un poco imperfectas, se pueden llenar de arena que luego hay que sacudirse. Ahora hay todo un ejército de mandarinas sacando la lengua que nos protege de los asteroides y la nave espacial avanza a velocidad constante entre manos suaves, primeras veces y crepes de dulce de leche.



Escrito por "?"

Comentarios