Ir al contenido principal

sólo sergio y yo conocemos tu interior

Echo de menos tener amigos que vengan a buscarme a casa. También me gustaría tener algún hermano o hermana. Es bonito que te vengan a buscar, que suene el timbre y ladren los perros. Algunas veces he visto hacer cosas indecentes por otros amigos. Indecentes e injustas, pero se hacen. Ese es un motivo para no confiar demasiado en las personas.

Cuando tenía trece años me inventé que tenía un hermano que estaba en el servicio militar. No era tan pequeña. Mi hermano era guapo. Se llamaba Maximiliano porque mi abuelo había insistido... pero casi todo el mundo le llamaba Maxi.

Comentarios