Ir al contenido principal

volver a Lisboa

Ya sé que iremos por aire, ahora sólo queda reservar un hotel de entre todos esos. Ojalá sólo tuviera cinco hoteles la ciudad, tres bonitos y dos feos, sería más fácil. No se ha escrito demasiado sobre la felicidad, pero la conozco. No es como ver reportajes de países a los que nunca irás porque se ven mejor por la televisión, como los partidos de fútbol. La felicidad es mejor que no te la cuenten, por eso no se habla demasiado del tema.

Comentarios