Ir al contenido principal

Llamando a justícia poética, por favor

concierto de La Costa Brava

Claro que sí, tras un balón siempre hay un niño. Y Jimmy Corrigan saluda al superantihéroe por la ventana. Y a mí me sigue gustando Elvis, tiene la voz muy clara. Y esta tarde he vuelto a hacerlo. También me he inventado un nuevo sueño, un bar en el que únicamente se servirán platos de pasta con tomate, fresas con nata y mojitos. Las paredes estarán decoradas con fotos de la aviadora y avionetas. Básicamente. Sofía me ha dicho que es un trabajo muy esclavo, yo es que todo me lo imagino bonito. También aprovecharía los viernes por la noche para cantar mis canciones y sobre todo versiones que me gustan. Yo lo que quiero es no tener jefes, besar cien veces, bañarme en la piscina y escribir un poquito.

Comentarios