Ir al contenido principal

Vale por una canción

Editado: cambio de título del post. He solucionado un pequeño problema que había y que no dejaba descargar la canción.

Mi versión es en castellano, la traducción la he sacado del propio libreto del disco, "Frozen Pool" con una pequeña variación en el estribillo y en la estrofa final para que quedara bien. Yo canto y toco las guitarras. Mi perra hace el ladrido justo cuando cantaba la estrofa en la que dice "perros hambrientos" y se oye un poco -no estaba preparado-. Y los pájaros que siempre están en mi tejado también se oyen. (Los pájaros, esos animalillos que cantan ajenos a la vida de los demás) Y el ruido de fondo característico de mi casa.

Se puede escuchar desde mi podcast o pinchando en el "vale por" , que para eso vale. Y eso es todo en cuanto a la canción.

Por otro lado, este mediodía en el comedor de la facultad, no me he podido sentar en mi mesa de siempre, así que he escogido una en la que había una pareja de chico-chica. Las parejas son bastante entretenidas, con todo ese mundo íntimo lleno de apodos cariñosos, fechas de vacaciones y cosas así. He dejado una mesa de separación entre ellos y yo para no invadir su espacio, pero me he quedado lo suficientemente cerca como para poder seguir la conversación. El chico estaba muy contento porque al parecer, la tomatera de cherrys que había plantado en la terraza estaba preciosa. Decía que cuando se sentaba a ver la televisión con la ventana abierta y hacía airecito, la brisa le traía el aroma a cherrys... y que eso era un gustazo para él. Creo que he cerrado los ojos para imaginármelo. La chica se comía unos macarrones de un tupper, los había hecho el chico esa misma mañana, ambos comían lo mismo. Luego el chico le ha preguntado si ella tenía recuerdos o imágenes de sus perros. La chica ha dicho que a veces sí, que se acordaba de un perro que se le había muerto. Un rottweiler precioso, según ella, con un culo super fibrado. Por lo visto los culos de esos perros son muy importantes. Entonces él le ha dicho que cuando cierra los ojos ve a su Labrador corriendo por la montaña.

La verdad es que he estado la mar de entretenida.


Comentarios