Ir al contenido principal

blanco blanco blanco blanco blanco

Dedico el sábado a hacer deberes de armonia, qué asco, qué antimusical, y a esperar que llegue la noche para estar contigo. Me has dicho que tenemos que hacer el mundo en 6 días para poder descansar juntas el domingo. Por suerte ya son las siete y si me descuido voy a hacer tarde. Esta semana he tenido unas pesadillas horribles y creo que la solución es cambiar mi habitación, arrancar el papel de la pared y romper el armario a hachazos, pintarlo todo de blanco puro y radiante, que nada me recuerde a aquello. Tengo que depurar mis horas de sueño y cambiar mi número de teléfono. Hoy estoy un poco triste, debe ser octubre que ya viene. Me apetece ir a madrid unos días. No me gusta mi habitación, ¿tan difícil es entender eso?

Comentarios