Ir al contenido principal

Me gusta improvisar contigo



Hoy me he sentido en paz. He asumido una hecho pendiente de catalogación. La etiqueta ganadora ha sido "derrota". Esa es mi lógica aplastante de hoy, por supuesto he eliminado matices para no liarme. La lógica aplastante es así, si esto lo otro y punto. Las lógicas mal implementadas nos llevan al bucle. Así que... me siento muy feliz. He llamado a mi antiguo ejército, qué tal estáis chavalotes, y les he comunicado que sí, que efectivamente perdimos, que ya pueden dejar de beber y de ir al psicólogo, pero les he recordado que tenemos un no defecto muy particular del que debemos sentirnos orgullosos y el cual nos reporta muchas alegrías. Venga, Valientes.

Me gustaría hablar de Nueva York o Singapur, que parecen lugares para hablar, pero no va a ser así.

Me encanta el sepulcro de Pere el Gran, en el Monasterio de Santes Creus, porque es una gran bañera, una gran bañera de bañarse! de pórfido morado, el color de los emperadores. Como Pere El Gran murió joven, tuvieron que improvisar y pensaron que en su bañera favorita descansaría sonriente toda la eternidad. A mí, aunque no sea verdad, me seduce esta historia.

Las pasiones cotidianas deben llevarse hasta la tumba.



Comentarios