Ir al contenido principal

Tengo posibilidades



Hoy he ido a mi antiguo instituto a solicitar el certificado de nivel c de catalán porque tal vez lo necesite algún día, y de paso he recogido a mi prima de doce años que ha empezado este año. Lo he visto todo más pequeño, es curioso como con los años lo que antes veías muy grande se va volviendo pequeño, como si te alcanzara una miopía por dentro con letras muy pequeñas e imposibles de leer.

En conserjería, la secretaria estaba hablando por teléfono -por el tono, con una amiga-, ha tapado el auricular y me ha preguntado "Qué querías?". Cuando se lo he dicho ha pegado un grito, "Estherrr" y ha venido la tal Esther. Me ha dicho que tenía que llevarle el libro de escolaridad de Primaria o de Educación General Básica en mi caso, para verificar que también había estudiado catalán en el colegio y no sólo en el instituto.

Luego he dado una vuelta por los pasillos y he entrado en el lavabo para ver si todo seguía igual. Ha venido una mujer y me ha preguntado que si buscaba a alguien y le he explicado que en realidad sólo estaba dando un paseo sentimental porque era una antigua alumna. La mujer, amablemente, me ha acompañado hasta la puerta y me ha dicho que estaba prohibido dar paseos sentimentales. Qué gente más insensible, he pensado.

Cuando he vuelto a casa he buscado el libro de escolaridad y por suerte lo he encontrado junto a mi primer dibujo, un folio lleno de rayotes de todos los colores. Revisando mis notas, he visto que desde 1º hasta 7º de EGB saqué notable en catalán durante todos los cursos, y en 8ª un excelente. De nota global de la EGB tengo una Matrícula de Honor, porque yo llegaba a casa y mi único objetivo era hacer los deberes para que me diera tiempo de ver los dibujos animados que empezaban a las siete. Luego he leído los comentarios que anotaba mi tutora: niña muy centrada y responsable. Tiene posibilidades. Supongo que con los años he ido perdiendo mi punto de equilibrio. Lo de "tiene posibilidades" me ha hecho gracia. He imaginado a unos extraños con bata exprimiéndome el cerebro para tratar de sacar mis posibilidades. En cualquier caso, estoy contenta porque he encontrado todo lo que necesitaba y mañana tendré mi certificado de catalán. Que yo sepa, aún no hace falta ser nacionalista para que te lo den. -(risas)-

Siempre he querido tener un blog blanco, solo blanco, con las letras flotando en el vacío. Pero a veces también tengo ganas de tener un blog negro, oscuro, sin focos, en un callejón íntimo y sin ruidos. Hace un tiempo descubrí el origen de la canción Heartbreak Hotel, por lo visto está inspirada en una noticia publicada por un periódico sobre un hombre que se había pegado un tiro en un hotel dejando una nota donde únicamente ponía: "It's down at the end of lonely street". Y de esa frase surgió todo lo demás. Me parece una buena historia.

Llevan toda la tarde llamándome del banco para que invierta en no sé qué, pero yo no me quiero poner porque me parece que no tengo suficiente dinero para invertir en nada. Se deben equivocar de persona. Eh, pero aún me quedan las posibilidades que anotó mi tutora Pilar hace 14 años. ¿O las posibilidades se van gastando?





Comentarios