Ir al contenido principal

pegatina


Dos niñas de clase me han regalado un dibujo en el que salgo con un biquini azul y el pelo muy rojo tomando el sol en la arena con palmeras alrededor. En el cielo de la playa han dibujado un avioneta. Para bien o para mal los niños te desenmascaran en seguida, me han intuido playera y aviadora. Otra niña me ha mostrado una pegatina y me ha dicho: cierra los ojos y pide un deseo. Cuando los he abierto, ha soplado la pegatina y me ha dicho sonriente: ya está, se te cumplirá. Hay una pegatina en el mundo que conduce mi deseo a la realidad, y ya está, así de simple. Estoy fascinada. Ni genios de la lámpara, ni velas de pastel, ni uvas de fin de año: una pegatina.

Comentarios