Ir al contenido principal

Voy a seguir ganándome mi billete de vuelta contigo




Estoy del revés. Me cuesta aguantar hasta las seis de la mañana bailando. Cuando salgo por la noche y miro el reloj siempre son las 3:30. Debe ser mi hora clave para decidir si me voy o me quedo hasta el final. Lo mejor de salir es volver con Sofía, es el aliciente. Volver con ella. Por eso siempre me pongo muy guapa para asegurarme la vuelta y el domingo. Hay que vivir al día, cuando sientes que tienes algo seguro es cuando empieza a desaparecer.

A las dos del mediodía unos niños gritaban y jugaban con un perro en una terraza. Nos hemos despertado. Yo cada vez la veo más guapa, tanto que me dan ganas de morder la almohada y marcar los dientes. La primera vez que me desperté con ella y vi sus ojos a partes verdes, azules y amarillas pensé que debían ser la solución a cualquier mal, que si lograba verlos cada mañana sería inmune a todo. Y aún lo pienso.

Con el pelo un poco mojado hemos ido a buscar pizzas a la pizzería que siempre está llena, y yo me he acercado a la tienda de comida preparada que no cierra ningún día, a buscar una ensalada. Concretamente en el plástico ponía "Ensalada ecológica". Chet Baker siempre será joven.

Comentarios