Ir al contenido principal

La pista de atletismo



Distingo las dos rectas paralelas y sus curvas iguales, el límite de los carriles destacando en blanco sobre la arena roja y marciana, la línea de salida con la cuadrícula numerada, el foso de los cocodrilos, los obstáculos, las colchonetas azules, el césped del centro. No hay corredores cruzando la meta con los dorsales caídos. La pista está vacía. Parece que la carrera no vaya a terminar. El truco está en contener las ganas de correr para que la posibilidad de llegar a alguna parte permanezca intacta. Eso es lo que me gusta de la pista de atletismo que veo por las mañanas.

Comentarios