Ir al contenido principal

5 años ya con las comas del revés

Tengo un ipod nuevo de color azul y lo miro todo el rato porque salen las fotos de los discos, y también las fotos del verano. Por la mañana me acompañan en el bolsillo y son animalillos que se mueven. No dejo de pensar en el fin de semana, como cuando te enamoras de alguien y no puedes saltar la valla. ¿Le pasará eso a mi perro negro que se escapa? Y tengo muchas ganas de escribir canciones. Toco la guitarra y pienso, a ver qué me das hoy. La guitarra siempre me hizo mucha compañía.

Esta mañana me he mareado en el coche, conduciendo, y he tenido que parar porque tenía ganas de devolver. No me había pasado nunca. Ha sido un vómito muy pequeño, entrañable, como dedicado. Perdón por hablar de estas cosas tan desagradables.

Carol me hace una cosa que me gusta mucho cuando me ve pensativa. Pone los labios en mi sien, y como si me curara de una serpiente, absorbe y escupe el veneno.

Hacer un mes nos planteamos las semanas como expediciones a una montaña nevada. Los miércoles subimos justo hasta el campamento de en medio, porque la cima está cada vez más cerca.

Mi blog cumple 5 años.

Comentarios